Egresado UDLAP labora por las vacunas del futuro 

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Haber obtenido una vacuna para el COVID-19 de manera relativamente rápida, se tenía más de una década de avances científicos y la pandemia solo aceleró el proceso de producción, investigación, estudios de estabilidad del medicamento. Hoy el reto de la industria farmacéutica es cómo tener el mismo ciclo en menor tiempo para otras enfermedades existentes o aún desconocidas, afirmó Alan Enciso Barros, egresado de la Universidad de las Américas Puebla. 

- Publicidad inline-

Actualmente el Dr. Enciso Barros labora en el desarrollo de vacunas de ARN mensajero (ácido ribonucleico), una tira de códigos capaz de decirle a las células que se necesita crear un tipo de proteínas para protegerse en contra de una enfermedad. Para llegar a ellas necesitan una protección de nanoburbujas conformadas por lípidos, los cuales crean una membrana delgada para hacer posible la fusión con las células, «es decir si agregas ARN mensajero a las células sin este tipo de tecnología no te daría ningún resultado», explicó el egresado de la UDLAP. 

Acorde al Dr. Alan Enciso, los científicos del mundo trabajan en la mezcla de componentes de ARN mensajero para crear nuevos tratamientos a enfermedades existentes y desconocidas, en ellas el único detalle es que no se han podido aplicar para saber cuáles son sus beneficios y contradicciones. Tal fue el caso del COVID-19, ya se tenían investigaciones de bastantes años atrás sobre él, pero no se tuvo la oportunidad de probarlas fehacientemente hasta estos años. «La pandemia llegó en un momento de mucha suerte para nosotros, porque contamos con las herramientas para combatirla, hoy no dudo que ya haya para combatir otras enfermedades, pero aún no se han podido probar», explicó. 

De esta forma para el licenciado en Química por la UDLAP la industria farmacéutica lleva el reto siempre de estar actualizada, tener la más completa información para generar un medicamento, al resolverlo surgirán el detalle de cómo distribuirlo a todo el planeta. «Los siguientes años va a haber mucha investigación a fondo de cómo generar vacunas ya no en ocho meses, tal vez en cinco-seis porque se necesita hacer cosas rápido cuando una catástrofe de nivel global pasa, entonces se van a necesitar científicos investigando y pensando cómo solucionar problemas que tal vez aún no llegan», afirmó. 

 Uno de esos científicos necesarios serán los químicos, al generar en su formación la capacidad de pensamiento crítico, tomar decisiones más acertadas, tener hipótesis de lo que puede haber, lo que está y pudo haber pasado. Eso les sirve para dirigir proyectos que impacten directamente al bienestar de la sociedad. «Un químico es una persona que va a traer a empresas o al mundo académico nuevas ideas acerca de cómo poner las moléculas en una secuencia específica, que va a generar un resultado catalítico, hacia la salud o al generar una nueva composición», agregó el egresado de la Universidad de las Américas Puebla. 

El Dr. Alan Enciso Barros se desempeña como senior cientist the polimers and lipids en Pfizer, específicamente labora en la actualización de tecnologías en ARN mensajero y en el desarrollo de otras, permitiendo tener las herramientas necesarias para combatir la pandemia del COVID-19 y posiblemente las del futuro. «Lo que yo estoy haciendo es una mínima parte de lo complejo que es una compañía tan grande como Pfizer, hay muchas personas trabajando con una meta», expresó. 

Para conocer más sobre la labor del egresado UDLAP en las vacunas de ARN mensajero visite: https://youtu.be/NYQ77mqk4bs

Dejar respuesta