Científicos de México, Sudáfrica y Namibia miden el vapor de agua para futuro telescopio milimétrico en África

 Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Un equipo de investigadores mexicanos del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), centro coordinado por el Conahcyt, y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), instalaron el pasado mes de marzo dos radiómetros para medir el vapor de agua en Namibia, en un área en donde se planea la instalación de un telescopio milimétrico en el futuro.

- Publicidad inline-

Del 2 al 14 de marzo, el equipo integrado por el Dr. Daniel Ferrusca, investigador del INAOE y jefe del Laboratorio de Instrumentación Astronómica de Ondas Milimétricas del INAOE, y su equipo integrado por el Ing. Jesús Contreras, técnico de este Instituto, y el doctor Eduardo Ibarra, investigador posdoctoral Conahcyt, así como por el M. C. David Rojas, del Instituto de Astronomía de la UNAM (IA-UNAM) Ensenada, y el Ing. Jetzael Cuazason, estudiante de maestría del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la UNAM (IRYA-UNAM) en Morelia, y Reuben Neate, estudiante de maestría de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica, instalaron exitosamente dos radiómetros para medir el vapor de agua atmosférico en el sitio del telescopio HESS en Namibia, África. Los doctores Stan Kurtz y David Hiriart, de la UNAM, brindaron apoyo desde México.

En entrevista, el doctor Daniel Ferrusca informa que en este proyecto internacional participan, por la parte mexicana, el INAOE,  el IRYA-UNAM y el IA-UNAM en Ensenada y, por la parte africana, la Universidad de Pretoria en Sudáfrica y la Universidad de Namibia.

El proyecto, agrega, consiste en trabajar con radiómetros de vapor de agua para  longitudes de onda de radio para medir la cantidad de vapor de agua en un área donde se planea la instalación del Africa Millimetre Telescope (AMT) en el futuro, que a su vez será una pieza clave en la red de telescopios global conocida como Event Horizon Telescope (EHT).

“En esta ocasión instalamos dos equipos: uno que trabaja a 22 y a 31 gigahertz y el otro a 210 gigahertz. Con estos equipos podemos monitorear la atmósfera y ver su comportamiento en términos de la cantidad de vapor de agua, adicionalmente se hace un monitoreo muy completo para estudiar las condiciones meteorológicas del sitio.”

Medir el vapor de agua es importante, agrega, porque “dependiendo de la cantidad de vapor de agua que hay en la atmósfera el cielo es más o menos transparente para los radiotelescopios, lo cual impacta en las observaciones astronómicas que se realizan”.

El doctor Ferrusca refiere que estas mediciones se realizaron cerca del  arreglo de telescopios de altas energías llamado HESS en Namibia, y que en los próximos meses también se realizarán dichas mediciones en la meseta Gamsberg, a 30 kilómetros de distancia, en donde se tiene planeado construir el  Africa Millimeter Telescope, que será capaz de detectar ondas milimétricas haciéndolo único en su tipo en ese continente. .

Para el doctor Ferrusca este proyecto es relevante para el INAOE y para nuestro país porque “nos da la oportunidad de colaborar con otros científicos de otras regiones del mundo y ver la calidad del cielo en ondas milimétricas a través del desarrollo de instrumentos fabricados en México. En el Laboratorio de Instrumentación Astronómica de Ondas Milimétricas tenemos varios expertos en radiofrecuencias, amplificadores, integración de sistemas de cómputo, sistemas criogénicos y de procesamiento de datos”.

Finalmente, refiere que los equipos se dejaron funcionando y que ya están tomando y analizando algunos datos: “Los instrumentos que instalamos se revisan diariamente desde el INAOE, el monitoreo de los sitios toma realmente meses, incluso años, para tener estadísticas suficientes y ver el comportamiento de la atmósfera a lo largo de las estaciones del año. Es un proceso  lento”.

- Publicidad -

Dejar respuesta