+VIDEO: Se tambalea el nuevo periodo de Porfirio Loaeza

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Comienza la cuenta regresiva, Porfirio Loaeza, no será nuevamente alcalde de Tlatlauquitepec, Puebla, desde el año 2010 quedó inhabilitado para desempeñar cargos, empleos o comisiones en el servicio público.

La semana pasada, quien fuera candidato a la presidencia municipal del PRI por ese municipio serrano, Juan Manuel Tellez Salazar, quien por cierto continúa luchando en los tribunales electorales tanto estatal como federal, acudió con sus abogados a la sede del Poder Legislativo para meter una solicitud de información y de paso refrescarle la memoria a los diputados locales.

Resulta que desde la administración 2005-2008, al frente del Ayuntamiento de Tlatlauquitepec, Porfirio Loaeza Aguilar, cometió múltiples irregularidades en el manejo de los recursos públicos, es decir del pueblo, por lo que su cuenta pública correspondiente al año 2006 no fue aprobada y el 13 de diciembre de 2007, el honorable Congreso del Estado, previo dictamen, autorizó a la Comisión Inspectora del Órgano de Fiscalización Superior, iniciara un Procedimiento Administrativo de Determinación de Responsabilidades contra Loaeza Aguilar.

Pero eso no es todo, una vez agotada la etapa procesal del procedimiento, el 28 de julio del 2010, la Comisión Inspectora y el Congreso del Estado, establecieron que Porfirio Loaeza Aguilar, era administrativamente responsable de diversas irregularidades en el manejo de ingresos propios, participaciones y recursos de los ramos 20 y 33, un daño patrimonial de 13,357,034 pesos, que no solo lo obligó a restituir dicho daño, sino también quedó inhabilitado por el término de 11 años para desempeñar cargos, empleos o comisiones en el servicio público, derivado justamente de las deficiencias administrativas que no logró solventar.

Así las cosas, esa será una de las rutas principales que utilizarán los abogados del priísta, Juan Manuel Téllez Salazar para demostrar que se incumplió de manera sistemática con lo ordenado desde el 28 de julio del año 2010, ya que es evidente que durante ese periodo, Porfirio Loaeza Aguilar, estuvo protegido por el sistema y muestra de ello es que aún se desempeña como presidente municipal de Tlatlauquitepec (2018-2021) y no conforme busca seguir violando la ley logrando una reelección plagada de irregularidades, con mapachería, compra de votos y empleados municipales como funcionarios de casilla.

Por último, vale la pena mencionar, que en innumerables ocasiones, Loaeza Aguilar, ha gritado a los cuatro vientos que goza de una sentencia de nulidad civil por un procedimiento de inhabilitación administrativa, sin embargo esa resolución fue dictada por una autoridad incompetente, que ahora se sabe fue el Juzgado Quinto Especializado en Materia Civil del Distrito Judicial de Puebla e incluso fue impugnada por el Poder Legislativo local y se encuentra radicado en la Cuarta Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia bajo la toca de apelación 606/2018.

VIDEO

 

Dejar respuesta