Va nuevamente Guadalupe Rodríguez por el «7 de Mayo», amenaza

Comunicatedigital.com / Alfredo González  

Foto: ESPECIAL

Asegura que ella y otra decena de miembros que fueron sometidos a expulsión asegura que esta por ganar juicios que les permitirán mantener a salvo sus derechos sindicales.

La ex lideresa del sindicato de burócratas «7 de Mayo», Guadalupe Rodríguez Guzmán, amenazó que va a recuperar la dirigencia de ese gremio que según ella ha pedido fuerza y vendió la causa con Edgar Tlapale Ramírez al frente, a quien de paso acusó de acoso laboral a aquellos trabajadores se atrevan a criticarlos públicamente.

Al respecto, informó que ella, junto con su esposo Pedro Erazo Rivera y otros 10 sindicalizados que fueron sometidos a un  proceso de expulsión en 2014, siendo que según su versión, están por ganar sus juicios laborales y que supuestamente «que ya están para laudo» ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado, con lo que al mismo tiempo prevén revertir su exclusión y estar en condiciones de mantener a salvo sus derechos para buscar una vez más la Secretaría General de la agrupación.

Sentenció que aunque presuntamente Edgar Tlapale vendió la causa sindical, intentando en dos procesos electorales obligar a los trabajadores a votar, la estrategia se le salió de las manos pues además de mostrar debilidad ante el poder, no ha podido hacer valer derechos laborales como el que se apliquen en automático los aumentos salariales mínimos a nivel federal o los anunciados por el Gobierno del Estado ni saber defender la Ley de Pensiones Civiles.

Asimismo, acuso que Tlapale Ramírez aumentó exageradamente el número de basificados mediante la venta de plazas y muchos no han sido reconocidos, por lo que hoy se encuentra abandonados.

«Esos laudos nos van a dar la pauta para recuperar el sindicato para que los derechos de los trabajadores vuelvan a ser defendidos de forma aguerrida, nuestros derechos continuarán vigentes y por eso quiero decirles a los compañeros que tengan confianza, que vamos a recuperar la dignidad de las personas y que nadie más que los trabajadores mandaten la decisiones», apuntó.

Rodríguez Guzmán también se deslindó de la acusación de haber tomado más de 12 millones de pesos de las arcas del «7 de Mayo», pues se escudó en que nunca hubo denuncia alguna ni tampoco pruebas al respecto, presumiendo el crimen perfecto.

- Publicidad -

Dejar respuesta