Tras secuestro, iglesia demanda más seguridad en Puebla 

El Monseñor Víctor Sánchez Espinoza presentó al nuevo rector del seminario Palafoxiano padre Marco Antonio González Bañuelos.

Comunicatedigital.com / Karla García

Foto: ESPECIAL

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, aceptó y condenó el secuestro del religioso Miguel Ángel Mendoza Matamoros, pues es una de las condiciones de inseguridad que se vive en la entidad.

Se conoce que el representante de la iglesia fue privado de su libertad por 48 horas y el arzobispo, comentó que esto es referente a las demandas que con frecuencia realiza la población en materia de seguridad al gobierno.

Sanchez señaló que el párroco ya había culminado sus estudios de seminarista al momento de su secuestro prestaba servicios en una comunidad de Atzitzihuacán.

Recordó que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta comentó en su discurso de protesta que es prioritario en su administración la seguridad, pero que se debe dar un tiempo para que sea atendido.

«El tema es muy delicado, recuerden que yo he compartido mucho con ustedes que tiene que ser una prioridad (…) las comunidades están ya muy inquietas, muy intranquilas, se sienten inseguras”, comentó.

Por ahora, dijo que en muchos pueblos siempre se habla de secuestros, de extorsión de levantones, de asaltos, sobre todo en algunas zonas más que otras.

Lo anterior al presentar rector del Seminario de la Arquidiócesis de Puebla de nombre Marco Antonio González, quien sustituye a Alejandro Vázquez Espinoza.

 

Dejar respuesta