Se cumplen dos semanas de pretemporada emplumada

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Rolando Martínez y Edgar Salazar, dos de los jóvenes prospectos de la Novena Verde.

El lanzador abridor Kyle Drabek reportó al campamento de los Pericos de Puebla.

A los medios de comunicación se les recuerda que este sábado su acceso será a las 11:30 horas.

El Club de Beisbol Pericos de Puebla continuó este viernes con su trabajo de pretemporada en el estadio Hermanos Serdán de cara a las dos campañas 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

La novedad en el campamento emplumado fue el arribo del lanzador Kyle Drabek, quien está contemplado para ser uno de los pitchers abridores.

Kyle Drabek es lanzador derecho de 1.88 metros de estatura, nació el 8 de diciembre de 1987 en Victoria, Texas, Estados Unidos.

Kyle Jordan Drabek fue seleccionado por los Phillies de Filadelfia en la ronda 1 del Draft amateur de Major League Baseball (MLB) en 2006. Debutó en Grandes Ligas con los Azulejos de Toronto el 15 de septiembre de 2010 en un partido contra Baltimore.

En cinco años con Toronto, acumuló marca de 8-15 con un porcentaje de efectividad de 5.27 y recetó 118 ponches. Su mejor temporada fue en el 2012 cuando ponchó en 47 ocasiones. Para 2015, Drabek pasó a los Chicago White Sox donde permitió nueve hits en tres juegos. En la campaña 2016, fue transferido a los Diamondbacks de Arizona.

Los peloteros Rolando Martínez y Edgar Salazar, dos de los jóvenes prospectos de la Novena Verde, buscan ganarse un lugar en el roster poblano.

Al respecto, el outfielder Rolando Martínez, originario de Bakersfield, California, destacó la sana competencia que hay al interior del conjunto poblano en la posición del outfield.

“Bien, tenemos muchos jugadores ahí en el outfield, hay muchos pero yo también diría que muy buenos. Me he desarrollado fildeando pero también me he enfocado en el bateo y ojalá me vaya mejor este año; (los partidos) me ayudaron mucho, en Veracruz era muy diferente que en Puebla pero me ha ayudado mucho”.

Por otra parte, el catcher Edgar Salazar, de apenas 18 años de edad, señaló que luego de jugar como tercera base ahora se está adaptando en sus nuevas funciones como receptor.

“Nos estamos adaptando a la altura, es muy diferente a Monclova, a Sacramento el lugar donde vivo y echándole ganas, trabajando duro; toda mi vida he jugado de tercera base y desde el 2015 que me firmaron había jugado ahí, y en el invierno pasado me dijeron que iba a estar trabajando de catcher y esperando adaptarme a esta nueva posición. Es demasiado diferente, es un poquito más de trabajo en las piernas, pero en mi caso estuve trabajando bien y aquí llegué en buena forma y me estoy adaptando bien a los entrenamientos”.

Dejar respuesta