Pide PiSA la confianza de pacientes renales del IMSS; es cambio de técnica, no de calidad

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Directora Médica de Servicios de la farmacéutica explica el tema.

El cambio de tecnología para las terapias a pacientes con enfermedad renal que se atienden en el Hospital de Zona número 1 del IMSS Tlaxcala, no afecta a calidad del servicio ni el soporte de vida que se les ofrece, lo único que cambia es la técnica para la conexión y desconexión ya sea manual o con maquina cicladora.

Así lo explicó Karina Renoirte López, Directora Médica de Servicios del Grupo PiSA, farmacéutica con sede en Jalisco que obtuvo la licitación para ofrecer las terapias de reemplazo renal en el Instituto Mexicano del Seguro Socia en la entidad, hasta el 31 de diciembre de este año.

“La solución de diálisis ya sea de una marca u otra marca es esencialmente la misma, lo que sí es diferente es la forma en que los pacientes van a hacer la conexión y desconexión de su sistema de diálisis. Aquí PiSA tiene la ventaja de que nuestra técnica es incluso más sencilla para los pacientes que se dialisan en su casa de manera manual y que hacen cuatro recambios al día”, señaló en entrevista este miércoles.

Luego de que hace unos días, familiares y pacientes renales se inconformaron por el cambio de tecnología de BAXTER a PiSA, la también nefróloga adscrita al Hospital Civil de Guadalajara, pidió la confianza de los 300 pacientes que son atendidos por el IMSS, pues en una o dos semanas como máximo aprenderán la técnica de manera tal que reduzca riesgos de infección.

“Subrayar que en Tlaxcala se ha trabajado desde hace más de cinco años con tecnología PiSA y a nivel nacional tenemos aproximadamente 14 mil pacientes que atendemos en diálisis, tanto privados como del IMSS, ISSSTE e INSABI. Las terapias de reemplazo son uno de nuestros fuertes y tenemos miles de casos de éxito en el país”, aseveró quien fuera en su momento Presidenta de la Asociación Nacional de Nefrólogos de México.

Renoirte López reconoció que el ser humano cuando se acostumbra a un modo de hacer las cosas, el cambio en automático le causa incertidumbre; sin embargo, eso no tiene que ver con la calidad de los productos, sino con los pasos a seguir “y para eso estamos en Tlaxcala, para capacitar pacientes, médicos y enfermeras y si lo requieren, podemos regresar”.

Precisó que actualmente en el IMSS Tlaxcala son 150 pacientes los que hacen recambios manuales y otros 150 que usan la máquina cicladora, la cual utiliza tecnología de gravedad y que fisiológicamente se adecúa de mejor forma a la capacidad que tiene el peritoneo para eliminar toxinas y agua del cuerpo humano.

- Publicidad -

Dejar respuesta