Jerónimo y Diego Silvetti salen a hombros del Relicario

Comunicatedigital.com / Guillermo Vega M.

Foto: ESPECIAL

Los Matadores Jerónimo y Luis David Adame fueron los triunfadores de la Segunda Corrida de la Feria Guadalupana en la Plaza de Toros el Relicario, la cual ahora si registro una baja entrada llegando al cuarto de plaza, aunque  fue una noche preciosa, sin viento y con un público dispuesto a divertirse y disfrutar del toreo pero con algo de frío, fue una corrida de si dio trofeos a los matadores.

Jerónimo fue profeta en su tierra consiguiendo un gran triunfo le cortó las dos orejas a su primero de nombre Constructor de 490 kilogramos de la ganadería de la Punta, que fue bravo, lo cito a base de chicuelinas, durante el quite se cambió con dos el tercio de banderillas con dos pares; buen planteamiento del torero que se fue centrando con el puntero por el derecho aunque también ejecutó bien algunos pases con la izquierda, la estocada algo caída ero hasta la empuñadura la cual bastó para que ondearan los pañuelos con insistencia y se ordenara la entrega de dos orejas tras ovacionar al toro
emotivo y con recorrido de arrastre lento.

En su segundo toro de nombre Yucateco de 485 kilogramos A su segundo le hizo la faena, también, rematándola con una estocada desprendida a la empuñadura pero en el segundo intento debido a que pincho en el primero. Petición no concedida y solo tuvo que dar la vuelta al ruedo.

Luis David Adame de Aguscaliemtes, tuvo una actuación muy completa, siempre con un gran valor y voluntad. Con su primer toro de nombre Albóndiga de 495 kilogramos dio una vuelta por fallar con el acero al primer intento.

Su segundo toro Whiskero de 530 kilogramos, era el más pesado de la corrida, le hizo una faena de muchísimo valor, por pase en alto aguantando mucho. Faena por ambos pitones.

Tras ello el de Aguascalientes ejecuta gaoneras algo atropelladas pero su faena de gran temple destacó por pitón derecho, el cornúpeta se le apagó desluciendo un tanto la labor que con manoletinas mantuvo el ánimo del público. Citó a recibir dejando gran estocada que tumbó y el premio de dos peludas no se hizo esperar.

Terminó toreando por manoletinas. Para Realizar una estocada fulminante para cortar dos orejas.  Y también darle arrastre lento al toro.

Diego Silvetti en su primer ejemplar de nombre Amigo con 490 Kilogramos, realizó una faena de gusto y de clase a un toro que le costaba iniciar las tandas, pero luego repetía y se desplazaba. Estocada citando a recibir para cortar una oreja.

Con su Segundo toro de nombre Enamorando de 500 kilogramos se superó con la muleta entendiendo al toro, citándolo de largo para cuajarle derechazos largos y ligados. Le metió la espada hasta la empuñadura y el toro, se resistió a doblar, con el derrame en hocico. Lo tuvo que descabellar en varias ocasiones cambiando el triunfo por dos avisos el cual escuchó.

Finalmente el Rejoneador Cuauhtémoc Ayala con un toro de “El Batán”  de nombre Pequeño Gigante de 500 kilogramos tuvo una actuación de mucha voluntad y deseos que no fue coronada con la hoja de peral. Los Forcados de Puebla lograron la pega al primer intento. Gran labor y aguante de Jorge Luis Ferral, que encabezaba al grupo. Cuauhtémoc y este último dieron una vuelta al ruedo.

- Publicidad -

Dejar respuesta