IMSS orienta para reducir sobrepeso y obesidad

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

El consumo excesivo de los productos light puede generar la misma cantidad de azúcar y grasa en la sangre.

Recomienda el Seguro Social acudir para recibir tratamiento personal y adecuado.

Actualmente, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil a escala mundial, y segundo en población adulta, según la Organización Mundial de la Salud, derivado del incremento en el consumo de bebidas azucaradas y productos llamados light, low o diet, detalló el jefe delegacional de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Bruno Hernández.

Las bebidas azucaradas, contienen un alto contenido de edulcolorantes y las bebidas ligth, que refieren tener menos cantidad de calorías en comparación con otros productos, también contribuyen al aumento de peso.

El consumo indiscriminado de dichos productos, considerados supuestamente bajos en calorías y grasas, obliga a quienes los consumen, a conocer el valor nutrimental de cada producto. Lo cierto es que el consumo desmedido de estos, puede ocasionar altos niveles de azúcar y grasa, cuando las personas abusan en su consumo, alertó el jefe de servicios médicos del IMSS en Tlaxcala.

Tales bebidas contienen aspartame, el cual no es recomendable consumirlo de manera excesiva, sobre todo las  personas con enfermedades del hígado y algunas mujeres embarazadas, ya que pueden sufrir efectos secundarios significativos.

Otro componente de los productos light, low y diet, es la fructuosa, edulcorante que se usa en lugar de sacarosa (azúcar natural), que aporta bajos niveles de glucosa en la sangre, además de que no estimula la secreción de insulina; por ello, las personas diabéticas pueden consumirlo, aunque deben observar que aporta las mismas calorías que la sacarosa.

Por ello, Bruno Hernández recomienda acudir a los hospitales No. 8 en Tlaxcala y No. 2 en Apizaco, así como a las clínicas del IMSS, para recibir orientación personalizada y aprender a distinguir los valores nutricionales de los productos que se encuentran exhibidos en las tiendas y autoservicios, y elegir los que sean más apropiados a las necesidades y estado de salud de cada quién.

Es indudable dijo que cada quien tiene que hacer su propio esfuerzo para disminuir el consumo de refrescos y de sopas instantáneas, ya que son productos industrializados de bajo o nulo valor alimenticio, y desafortunadamente han desplazado a los alimentos tradicionales, lo que contribuye al incremento desmedido de los índices de obesidad y sobrepeso.

Recomendó a todas y todos, ser cuidadosos con lo que consumen, y comer alimentos que aporten al organismo, los elementos nutritivos necesarios para mantenerse saludables. Asimismo, invitó a acudir a PrevenIMSS, DiabetIMSS y a los módulos de Nutrición, donde se les orientará sobre la alimentación que hay que seguir para combatir el sobrepeso y la obesidad.

Dejar respuesta