Iglesia no excluye a delincuentes y narcotraficantes 

Comunicatedigital.com / Karla García

Foto: Carlos Seoane

La Iglesia tiene las puertas abiertas a los narcotraficantes y delincuentes, dijo el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien declaró que escuchan sus peticiones.

Y es que dijo que los párrocos no juzgan a los hampones pues para eso están las autoridades, y declaró que están para «escucharlos y servirlos».

Lo anterior después de las críticas que ha recibido el sacerdote de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, quien reveló tener contacto con las bandas del crimen organizado de la sierra de Guerrero.

En el caso de Puebla, agregó que no han negado una platica religiosa con los conocidos huachicoleros.

«Cuando voy a las comunidades del Triángulo Rojo y si nos encontramos a estos hermanos tenemos que darle la palabra. No queremos tomar el lugar de las autoridades pero tenemos que escucharlos e incluso servirlos».

Por su parte, dijo que no los andan buscando y que cuando se dan encuentros se ha pedido a los delincuentes a que no maten a sacerdotes ni a candidatos que buscan un cargo de elección popular que buscan el voto este primero de julio.

Dejar respuesta