Ernesto Javier Calita se llevó 3 orejas en la segunda corrida de Feria en Puebla

Comunicatedigital.com / Guillermo Vega M.

Foto: ESPECIAL

El diestro Mexiquense Ernesto Javier “Calita” fue el triunfador de la segunda corrida de Feria en la Plaza de Toros “El Relicario” donde se mejoro mucho la entrada a tres cuartos de aforo, pues se sigue demostrado que si hay afición en Puebla, pese a que el festejo empezó media hora mas tarde, debido al aguacero que se soltó en Puebla dos horas antes de iniciar el festejo.

Con una reja en su primero toro y 2 en el segundo el que cerro plaza, Ernesto Javier “Calita” demostró ser uno de los toreros de nuevos valores que necesita la baraja taurina mexicana.

Con el primero de su lote de nombre Paellero de 480 Kilogramos el torero lo mete al ruedo y logra hilvanarle tandas, empezando por el lado diestro. Hasta tres series logra con esa buena manera de ejecutar, carga la suerte y lleva toreado al burel. Por la izquierda un par de tandas, cae un poco la faena, con la derecha la levanta. Cuatro muletazos por alto, pinchazo y estocada tendida a la empuñadura en el segundo intento el cual le valió que el juez de Plaza le otorgara una oreja.

En el segundo de su lote el cierra plaza de nombre Cupido de 500 kilogramos, lo empezó a torear con verónicas por derecho pero no remató en el burladero. El diestro logra un lance de rodillas aprovechando el viaje, de pie un mandil y una chicuelina.

Una tanda por derecha es el inicio de El Calita, la única de la faena, después porfiar porque el toro no tiene absolutamente nada. Se tira a matar arriba y lo pincha, repite la dosis y ahora si mete la espada. Después la sorpresa de los premios. El torero sale a hombros y el ganadero da una vuelta al ruedo luego de cortar el pare de orejas para sumar 3 en total y ser el ganador absoluto del festejo.

Uriel Moreno “El Zapata” no se fue con las manos vacías, ya que logró cortar una oreja en su primer toro  de nombre Invencible de 490 Kilogramos logró tres lances de rodillas en la zona de tablas al abre plaza, agregó un par en los medios. El Zapata se luce al quite con lances dando giros. Con los palos girando sin llegar al famoso par monumental en forma de violín. Logra muletazos templados con un animalito de embestida bobalicona. Mete la espada y recibe una oreja con sabor a nada que pidieron algunos de sus seguidores luego de sacar varios pañuelos en los tendidos.

En el segundo de su lote de nombre Amigo de 490 kilogramos hace hilo con el matador después del primer par quien tiene que tomar el olivo, el segundo es un violín yendo de tablas hacia los medios y termina clavando después de un giro. Inicia con la pañosa con pases de rodillas termina la tanda con dos de pie, logra meterlo logrando muletazos que parecía no tener el burel. Otras tandas, algunos molinetes; Uriel termina la faena. Contra su costumbre se pone pesado con la espada larga y el descabello, le suenan dos avisos.

Finalmente a Jerónimo le toco el mal lote de toros con su primero Restaurantero de 490 kilogramos enganchó en varias ocasiones el capote del subalterno Jorge Luna. Una buena tanda por el lado derecho y el toro cambia de lidia, ahora es tardo y se va a tablas, ya no sucede algo relevante. El diestro termina de una estocada que no fue lucida para que le concedieran la Oreja.

En su segundo de nombre Tlalpense de 490 kilogramos sólo logró algunos pases aislados al toro. Lo cala con la espada, sigue con varios intentos, pero no fue su noche donde solo escuchó un par de avisos.

 

Dejar respuesta