En operativo de verano PROFECO despliega 400 verificadores

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Verificarán el cumplimiento de tarifas, promociones e instrumentos de medición.

Del 22 de junio al 19 de agosto se lleva a cabo el operativo de vigilancia y verificación «Vacaciones de Verano 2018» a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, la cual podría imponer multas superior al millón de pesos por incumplimientos de tarifas, promociones o instrumentos de medición mal calibrados.

En todo el País se encuentra desplegados 400 verificadores a cargo de las diferentes delegaciones estatales, las cuales serán las encargadas de procesar todos los datos de las visitas aleatorias que realicen a establecimientos comerciales de productos o servicios.

Los giros comerciales que principalmente están en la mira en esta temporada son hoteles, tiempos compartidos, restaurantes, balnearios, parques acuáticos, centros de diversiones y temáticos, líneas camioneras, líneas aéreas y agencias de viaje, entre otros, para vigilar el cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Consumidor y que los bienes y servicios ofertados reúnan las especificaciones establecidas por la normatividad, incrementando la presencia en ciudades de alta densidad turística, como playas, pueblos mágicos y destinos más recorridos.

Entre otros aspectos, se verificará que se exhiban los precios y tarifas y se respeten los mismos, que se entreguen comprobantes y se cumplan las promociones y ofertas, que la información que se dé a los consumidores sea clara, que se cumplan los términos y condiciones, así como las garantías ofrecidas, y que no se condicione o niegue la venta de productos y servicios, además de que se colocarán preciadores cuando así se considere necesario.

La PROFECO advirtió que en caso de incumplimiento de cualquier de esos casos, se establecerán medidas precautorias que van desde la suspensión del local, inmovilización de instrumentos de medición y del producto, hasta multas de hasta un millón 563 mil 957 pesos.

Las de verano son las vacaciones más grandes a lo largo del año y aunque los destinos de playa son los más concurridos, cada vez hay más personas que buscan alternativas como los pueblos coloniales y recorridos, como en el caso de Tlaxcala, de haciendas ganaderas, pulqueras y de aventura en áreas naturales.

Dejar respuesta