En el abandono, problemática de gusano descortezador en La Malinche

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Autoridades locales y federales han propiciado que la plaga se extienda en las faldas del parque nacional.

A la fecha, ha transcurrido un periodo de casi dos años desde que habitantes de diversas comunidades ubicadas en las faldas del parque Nacional La Malinche advirtieron de la propagación de la plaga de gusano descortezador que afectaba ya una considerable extensión territorial de árboles forestales en la zona, situación por la que urgieron a las diversas autoridades a atender el problema.

En ese entonces, a través de diversas manifestaciones y ante la negativa de los ayuntamientos inmiscuidos en el tema por atender el problema, los quejosos recurrieron a la Coordinación General de Ecología, así como a la Comisión Nacional Forestal, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales y otras instancias, exigiendo atención inmediata al problema para erradicar al insecto y su propagación.

Derivado de las protestas, autoridades estatales comenzaron a contrarrestar el problema con diversas brigadas y a través de empresas que comenzaron a sanear la zona, al tiempo que se realizaba el derribe de árboles infectados que fueron comprados a los propietarios de los predios bajo supervisión de la CGE, sin embargo, la plaga comenzó a ganar terreno conforme transcurrirán los días, generándose además inconformidades entre los pobladores por la presencia de algunas empresas.

Entre dimes y diretes, surgió una nueva problemática ante la poca acción que realizaba en el tema la CONAFOR, instancia encargada de generar los permisos para el derríbo de los árboles afectados y que permitió que se extendieran los daños a municipios como Chiautempan, San Francisco Tetlanohcan, Teolocholco, Contla, San Pobló del Monte y Papalotla de Xicohtenctal, situación que volvió a generar molestia por la insuficiente capacidad de la CGE para combatir la plaga.

Asimismo, tras la salida de Efraín Flores de la dependencia estatal, la problemática se agravó aun mas, esto ante la aparente desatención por parte del nuevo titular de la CGE, David Guerrero Tapia, quien incluso, a decir de varios propietarios de terrenos en la zona forestal, puso un alto a las labores de saneamiento que propicio que de nueva cuenta se extendiera la afectación a mas de 100 hectáreas.

Al momento, señalaron varios de los afectados por el problema, la plaga sigue en un constante crecimiento sin ningún tipo de control, esto ante la pasividad de autoridades municipales, estatales y federales que han hecho a un lado la atención necesaria a loq un podría considerase un problema ecológico grave con millonarias perdidas y una afectación irreparable para el parque nacional

Dejar respuesta