Continúa INAOE desarrollo de tecnología de protección contra descargas eléctricas atmosféricas

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

En entrevista el Ing. Luis Aldo Pérez Peláez, líder técnico del proyecto «BLITZ, Unidad Especializada en Monitoreo y Protección contra Descargas Eléctricas Atmosféricas» del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE), nos menciona que desarrollan tecnología para reducir la probabilidad de impacto de rayos.

Este proyecto tiene como objetivo mantener un monitoreo constante de la incidencia de rayos en el territorio nacional así como disminuir la probabilidad de impacto y proteger estructuras contra descargas eléctricas atmosféricas, las cuáles son imposibles de disipar y/o evitar en su totalidad. La protección se realiza en tres etapas: análisis de incidencia de rayos; diseño y simulación computacional del sistema de protección; e instalación de las terminales, conductores y sistemas de tierras para disipar la energía del rayo.  

Con una base de datos de la Universidad de Washington, se alimenta un sistema de análisis desarrollado por el INAOE, con el que se integran mapas de densidad de rayos de toda la República Mexicana, a la fecha se cuenta con datos de incidencias de 2010 a 2017, lo que permite realizar un análisis para determinar los puntos con mayor probabilidad de impacto de rayos en una ciudad o en un edificio específico, ayudando con lo anterior a determinar la cantidad de terminales de protección necesarias para estructuras o edificios.

El software para diseño y simulación de sistemas de protección contra rayos fue desarrollado en el INAOE, permite realizar réplicas digitales en 3D para cada edificación o conjunto de estructuras a proteger, en integrar un diseño y simulación de protección basado en algoritmos de comportamiento de campo eléctrico en condiciones de tormenta, asegurando que el diseño sea idóneo para las condiciones geográficas de cada sitio y en conformidad con normas internacionales y mexicanas.   

Adicionalmente han desarrollado terminales aéreas de protección que han sido sometidos a pruebas de funcionamiento eléctrico para comprobar la disminución de la probabilidad del impacto de rayo; a pruebas de aguante al impacto directo de un rayo; y a pruebas químicas y de niebla salinas para comprobar el desgaste, toda vez que se instalan a la intemperie.

Dejar respuesta