Columna: INDAGANDO, ANDO… Delincuencia, posible consecuencia del COVID-19

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Delincuencia, posible consecuencia del COVID-19

Estamos a unos días de que la cuarentena por el llamado COVID-19 termine e inicie tal vez una nueva etapa en la vida de las personas, donde las recomendaciones sanitarias se hagan  presentes evitando el contacto humano para no contagiarse, entraremos a lo que mediáticamente se está llamando la nueva normalidad que sin duda traerá consigo otras situaciones no tan nuevas como  desempleo la  inseguridad y delincuencia, no se necesita ser economista para darse cuenta que  prácticamente la economía se ha paralizado aparte  no se ve algún plan para la reactivación económica. Presenciamos acciones aisladas agilizando los apoyos económicos o también despensas por todos lados, que aunque ayudan no mitigan el problema y no porque no sirvan sino que el recurso es insuficiente, aterra pensar que aunque sabíamos del aumento de la pobreza y desigualdad social con esta situación se podría ir al doble.

Hace unos días platicaba con mi amigo Pablo,  me contó de su vida y como ha cambiado a raíz del COVID- 19. Pablo es mesero de 45 años, trunco de la carrera de Derecho, su esposa  es diabética, con dos jovencitas una en la universidad y la otra cursando la secundaría, me decía que trabajaba cada fin de semana en eventos y fiestas, ganaba entre  viernes, sábado y domingo unos mil quinientos pesos, me dijo:

-Con eso hay la iba pasando, iba al día …, no me iba mal..  Me alcanzaba para darle a mi vieja pa´l gasto y a mis hijas (que son su adoración) para sus pasajes.

Me comentaba que antes de la cuarentena, su trabajo ya  había disminuido;

 -la chamba había bajado, tenía que estirar la lana, ya no me alcanzaba,  a ver si no saco a mi hija de la escuela y que ayude a los gastos, replicó

Se espantó cuando le dijeron que primero uno, luego dos y al final tres meses ya no iría a trabajar, porque el salón social donde laboraba no funcionaría.

-Y ahora que voy a hacer, de donde voy a sacar lana, bueno ¿a ver qué pasa? pensaba…

 Luego le dijo su antiguo patrón que por las circunstancias el negocio cerrará definitivamente y ya no tendrá trabajo

-A buscarle, me dijo

Duró algunas semanas sin trabajo, no encontraba

-No soy rata, pero por la desesperación me tuve que chingar un pan Bimbo y unos frijoles  de la tienda de don José, mencionó

Consiguió trabajo en una talachería o renovadora de llantas

-Me dan pa´l chesco y para los frijoles, pero no me alcanza tengo que pagar renta, celular, cable, medicina para mi esposa, comida, escuela de mis hijas, tendré que buscar otra cosa y decirle a mi hija que se salga de la universidad.

¿Que harás? le pregunté

-La neta si no encuentro algo mejor tendré que aceptar la oferta de mi  vecino “el pesuñas” él se dedica a vender autopartes y dice que gana muy bien…

¿Aceptarías un trabajo de delincuente?

-Por mi familia y para sacar lana si… me comentó

Así como Pablo muchas personas están en la misma situación, que perdieron su trabajo y han conseguido alguno que no cubre sus necesidades básicas, lo que provocará que tengan que dedicarse a otro tipo de actividades ilícitas tal vez  y no es que lo deseen, sino que la carencia los orillará a ese tipo de acciones. Realmente estamos viendo que las mismas circunstancias  a causa de  la cuarentena por Covid 19 están  llevando a las personas a realizar acciones en contra de su voluntad; ¿O Será, que está saliendo la verdadera realidad de las personas y son malas por naturaleza? No creo que se esté cumpliendo lo que dice Maquiavelo “el hombre es por naturaleza perverso y egoísta, sólo preocupado por su seguridad y por aumentar su poder sobre los demás. Sea como sea pero  es necesario redoblar esfuerzos para evitar ese tan temido aumento de la delincuencia, sino estaremos ante una realidad muy difícil a la que tendremos que aprender a vivir.

Mtro en Opinión Pública Y Marketing Político.

Twitter: http://@JGerardoGalicia

Correo: gergal43@gmail.com

Facebook: Gerardo Galicia

- Publicidad -

Dejar respuesta