A la comunidad universitaria de la UDLAP

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

En relación con el acuerdo emitido el día de ayer por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito, que resolvió la queja interpuesta por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada y Junta de Asistencia Privada de Puebla del Estado de Puebla, en adelante “LA JUNTA”, nos permitimos señalar lo siguiente:

El recurso de queja presentado por LA JUNTA tuvo como único objeto y fin la revocación de la suspensión provisional que restituyó al patronato legítimo, encabezado por la Sra. Margarita Jenkins de Landa, la situación de la UDLAP vigente previo a la invasión del campus por quienes hoy se ostentan espuriamente como patronato de la UDLAP. El

dictamen de suspensión, motivo de la queja, fue otorgado en favor de la UDLAP por el Juez Tercero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y de Trabajo y de Juicios Federales en el Estado de Puebla con fecha 15 de julio de 2021, en el amparo 1029/2021-IV.

El recurso de queja interpuesto fue admitido y resuelto el día de ayer, 18 de octubre de 2021, por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito bajo el expediente QC-227/2021, quien resolvió literalmente: “ÚNICO.- Se desestima por improcedente el presente recurso de queja”.

Derivado de lo anterior, y al declararse infundado el recurso de queja, se confirma que la suspensión provisional dictada es firme y continúa surtiendo todos sus efectos legales. El fundamento que sustentó la resolución antes señalada del Segundo Tribunal Colegiado es que LA JUNTA carece de legitimación y por ende de capacidad legal para promover dicho recurso como lo pretendieron.

Son mentirosas y deshonestas las declaraciones del día de hoy realizadas por el patronato espurio, declaraciones que conforme a la costumbre de quienes lo conforman, solo pretenden engañar a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, sacando de contexto lo resuelto por el Segundo Tribunal Colegiado al afirmar que continúan como patronato legalmente instituido, cuando desde el momento que se dictó la suspensión provisional, es decir, 15 de julio de 2021 y vigente al día de hoy, ordenó la restitución del patronato legalmente constituido y de todos los activos de la Universidad hasta antes de las ilegales medidas cautelares dictadas por el Juez 24 de lo Civil de la Ciudad de México.

Es de hacer notar que, por acuerdo de fecha 15 de octubre de 2021, el Juez Tercero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y de Trabajo y Juicios Federales en el Estado de Puebla, ordenó dar vista al Ministerio Público de la Federación para iniciar una carpeta de investigación en contra del Juez 24 de lo Civil de la Ciudad de México, por el delito de desobediencia en el cumplimiento de la suspensión y por ende de la entrega del campus, además de multarlo y requerirlo ya por sexta ocasión para el cumplimiento, al cual de manera sistemática se ha negado.

En las circunstancias señaladas se hace un enérgico llamado al Gobierno de la Ciudad de México, específicamente al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, y en particular a su presidente, Doctor Rafael Guerra Álvarez, al Juez 24 de lo Civil, Roberto Yáñez Quiroz y al Juez 60 de lo Civil, José Manuel Salazar Uribe, para que cumplan con lo que por sexta ocasión ordenó el Juez Tercero de Distrito Federal en la ciudad de Puebla, y se restituya al patronato legalmente constituido las instalaciones físicas de la Universidad.

La desinformación y deshonestidad del patronato espurio de nueva cuenta se hacen presentes y es por ello que llamamos a la comunidad universitaria, y a la sociedad en general, a que no se dejen engañar por estas personas que solo buscan intereses personales y de grupo, pero que en nada les importa la institución, tal y como lo han demostrado.

Reiteramos que el patronato legítimo, encabezado por Margarita Jenkins de Landa, y la comunidad UDLAP somos respetuosos del derecho y confiamos en las autoridades federales para que se cumpla con la Ley.

Atentamente, Oficina de Rectoría.

Dejar respuesta