Visita titular de la SEPE a preescolar de la capital, donde “Escuela de Verano” se desarrolla con éxito

0
76

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Unos 100 niños aprenden sobre el cuidado del medio ambiente entre actividades lúdicas y recreativas.

Al grito de: ¡en sus marcas, listos, fuera…! El Secretario de Educación, Manuel Camacho Higareda, dio salida a una peculiar competencia de caballos de madera.

Publicidad

Sus jinetes, niñas y niños -de entre tres y ocho años de edad- galoparon felices en sus corceles hechos con materiales reciclados.

Botellas de plástico y calcetines sirvieron para lo mismo: dar vida a esos potros de madera que decorados con grandes ojos de papel alegraron el día a los niños y niñas.

En esta competencia, los más veloces fueron vitoreados por sus maestras.

-¡Bravo! ¡bravo! Se escuchó en el recinto escolar inundado de aplausos y risas infantiles.

Así se vivió un día más de actividades del programa “Escuela de Verano”. En esta ocasión en el preescolar de tiempo completo “Rebeca Torres de Lira”, ubicado en La Loma Xicohténcatl, de la capital.

A este lugar arribó el funcionario estatal como parte de su actividad permanente para establecer contacto directo con alumnos, maestros y padres de familia.

Los estudiantes, ávidos de juego y diversión, no dudaron en contarle sus experiencias.

Y Ulises fue el primero.

El niño, de sonrisa franca, contó cómo por su propia cuenta decidió inscribirse en este curso de verano.

La venta de tortillas lo acercó al lugar.

-“Mi familia vende tortillas, y mi hermana Camila y yo trajimos unos pedidos aquí cerca. Nos dimos cuenta de este curso y, pues, quisimos venir”.

Ahora forma parte del grupo de niños y niñas que en este periodo aprenden sobre el reciclaje de materiales, el cuidado de la naturaleza y, sobre todo, de cómo cuidar a los animales.

-“Yo tengo un gato y lo quiero mucho”, se oyó la voz de una de las niñas más entusiasmadas.

-“Yo tengo tres”, respondió el funcionario, quien no dudó en mostrar a cada uno de los curiosos las fotografías de Aureliano, Úrsulo y Melquiades, sus gatos consentidos.

Tras escuchar las experiencias de los menores, Camacho Higareda compartió con ellos el interés del Gobernador Marco Mena porque espacios de este tipo brinden en este periodo de receso escolar diversión y aprendizaje a los infantes para que puedan aprender nuevas cosas en medio del juego y la diversión.

“Sepan Ustedes que el Gobernador quiere que disfruten y aprendan en la ‘Escuela de Verano’. Por eso se preocupó por generar estos espacios en los que ustedes pueden jugar, divertirse y aprender”, remató.

 

Dejar respuesta