Un escritor joven que no lee de todo se mutila: Enrique Serna

0
34

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Las letras y frases plasmadas y vividas a través de cada uno de los personajes tan peculiares, creados por Serna, nos invitan a reflexionar sobre las diferencias que nos caracterizan como seres humanos.

Estas diferencias, es como cada uno de nosotros aprende a vivir en un mundo tan diverso, en todos los sentidos.

En el marco de la conmemoración de los 10 años de la Preparatoria Ibero Puebla, la Universidad Iberoamericana Puebla en conjunto con la librería Universitaria Gabriel Anaya y Duarte, llevó a cabo el encuentro Amores de segunda mano, el cual reunió a alumnos de segundo, cuarto y quinto semestre, de las Preparatorias Ibero Puebla y Tlaxcala con el escritor Enrique Serna Rodríguez.

A lo largo de este espacio, Naschielly Valadez Guerrero y Sheilah Carmona Ángeles de la Prepa Ibero Tlaxcala, en compañía de Judith Jiménez Nieto, Fabio Sánchez Arévalo, Leonardo Daniel Ontiveros Centeno y Ariel Hernández Barrón, alumnos de la Prepa Ibero Puebla, expresaron de manera individual, la percepción de los cuentos que alberga el libro Amores de Segunda Mano.

Naschielly Valadez, fue la primera en compartir su reseña acerca de la obra realizada por Serna. Mencionó que el autor, “es un gran virtuoso de la expresión al desnudo, pues da a conocer el amor desde otras ideologías”.

La alumna de la Prepa Ibero Tlaxcala comentó que, en sus textos literarios, Enrique Serna no intenta educar al personaje o pervertir al lector, simplemente busca configurarlo como una persona capaz de comprender que el mundo es una expresión del lenguaje.

Por su parte, Sheilah Carmona Ángeles, mencionó que el escritor mexicano, a través de sus relatos, permite describir cuentos con un toque de ferocidad muy cercana a las múltiples realidades que pueblan en nuestro mundo. Del mismo modo, señaló que, mediante estos escritos, Serna busca compartir la idea de que la pobreza no es solo material, sino también espiritual.

Judith Jiménez, estudiante de la Preparatoria Ibero Puebla, indicó que Serna Rodríguez se muestra como un autor hábil y a la vez ingenioso, precioso en el lenguaje y con una presente finura busca mantener la atención de sus lectores. “Gracias al lenguaje no formal y la puesta en escena de sucesos cotidianos, a través de sus cuentos, busca compartirnos sus ideas acerca de cómo es amar y la multiplicada de amores”.

Posteriormente, Fabio Sánchez puntualizó que el origen de los personajes utilizados en los cuentos realizados por Enrique Serna, cada uno se rige bajo su propia psicología, “Serna es uno de los pocos autores que no deja rastro de sí mismo en sus personajes”.

Del mismo modo, Leonardo Daniel comentó que el estilo de lectura de Serna es bastante peculiar y podría no ser del agrado de todo el público, pero no por eso significa que no sea de gran valor.

Finalmente, Ariel Hernández mencionó que Amores de segunda mano se distingue por reflejar una clase de viaje por nuestros más obscuros deseos. “Serna juega con los cuentos de una manera diferente, absorbiendo al lector en su historia”.

Al término de la participación de los alumnos, Enrique Serna, autor mexicano egresado de la UNAM, agradeció el poder escuchar este tipo de retroalimentación, especialmente de jóvenes lectores, pues siembre resulta gratificante para un escritor.

“Hablar de la propia obra, pone en peligro al escritor al tratar de explicar lo que éste quiso decir, por eso este tipo de espacios y ejercicios son importantes, pues nos permite escuchar cómo el lector observar e interpreta a cada uno de los personajes”, señaló el galardonado del Premio Mazatlán de Literatura (2002).

En lo relacionado a su obra Amores de segunda mano, el ensayista comentó que fue escrita en 1991, posterior al trabajo realizado por el autor a través de más de diez años. “Un libro de esta naturaleza tiene un proceso diferente al de una novela, pues los cuentos no se fuerzan ni la imaginación se obliga”.

Sobre el proceso de un escritor principiante, el argumentista de telenovelas, hizo referencia a su propia historia y cómo resulta bastante interesante, pues a través de los pensamientos, la lectura y la escritura, un autor en potencia va descubriendo sus capacidades y herramientas que tiene al crear literatura: el lenguaje corrige al pensamiento.

En relación a esto, para la gente que tiene vocación literaria, Serna recomendó leer siempre a los clásicos buscando crear un contraste entre lo que uno escribe y la manera en la que desarrolla sus ideas. Igualmente recomendó leer a los contemporáneos como Paz, Neruda, Machado Lorca, “estas lecturas nos enseñan a escribir y ese ejercicio nos enseña a pensar mejor”.

Por último, Enrique Serna subrayó que los libros no solo se leen, se viven y eso pasa en la adolescencia temprana porque después ya hay ideologías y formas de ver el mundo que es difícil de cambiar, pero entre los 15 y 25 años los libros nos transforman y nos sacuden.

 

Dejar respuesta