Sin solución fraudes de vivienda en el SNTE23

0
95

Comunicatedigital.com / Braulio Paisano

Foto: Facebook/Alejandro Ariza Alonso

Más de medio año ha transcurrido desde que se diera a conocer el millonario fraude que afecta a más de 40 docentes afiliados a la Sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en su momento se informó oportunamente la afectación económica a través de la empresa denominada “Perímetro Arquitectónico” propiedad del empresario constructor Emilio Gómez y la dirigencia Estatal encabezada por Emilio Salgado Néstor.

En aquel momento salió a relucir la participación de integrantes  del Comité Seccional del SNTE 23, a partir de la invitación realizada a maestros  para participar en la compra venta de viviendas en un conjunto habitacional ubicado en las inmediaciones del municipio de San Andrés Cholula el cual pese haber sido iniciado hace casi 3 años no presentó avances en su realización, ni con las condiciones administrativas ante las instancias correspondientes que dieran tan solo una esperanza a los aspirantes a una vivienda, lo que puso en evidencia el engaño que  asciende a poco más de 40 millones de pesos .

Publicidad

Por otra parte, la misma Sección Sindical se encuentra inmersa en un fraude más, que podría superar los 25 millones de pesos en la zona de San Martín Texmelucan y que mantiene en la zozobra a un número indeterminado de docentes que en su momento aspiraron a adquirir una vivienda amparados en el seno de su representación Sindical.

A la fecha ambos casos son complicados y no pintan para encontrar una solución que dignifique la vida de los docentes poblanos implicados; en el caso concreto de las viviendas de Residencial San Andrés ha salido a la luz  un sin número de anomalías en detrimento de la economía de los maestros, es el caso de que tras las denuncias realizadas pública y judicialmente por parte de algunos de los afectados y que la dirigencia sindical volteara la vista a dichas demandas, resultando que los expedientes indebidamente conformados carecen de la documentación adecuada que permita la certeza jurídica todos los involucrados.

En las últimas semanas miembros seccionales del SNTE 23 convocaron a los afectados a reuniones maratónicas para supuestamente ofrecerles apoyo, orientación y asesoramiento a los afectados; sin embargo, en dichas reuniones se pidió a varios de los afectados firmar pólizas ante fechadas del año 2014 pretendiendo sorprender de nueva cuenta a los maestros pues tales documentos, amparan cantidades al doble de los prestamos originales, es decir, que un préstamo que haciende por ejemplo a los 500 mil pesos, debe ser respaldos por una póliza pagaré por una cantidad cercana al millón de pesos.

De la misma manera a otros docentes se les estuvo solicitando firmar un supuesto contrato que los obligaba a reconocer que habían recibido de manera personal los cheques con Recursos del FAC 23 y que a la vez les ofrecían reintegrarles sus recursos siempre y cuando se comprometieran al mismo tiempo a depositarlos de manera inmediata a los fideicomisos FAC 23 Y F1. Porque de lo contrario, dichos sistemas de ahorro e inversión podrían colapsar arriesgando los ahorros de miles de maestros poblanos.

Todo lo anterior en una intentona del todavía “líder” charro Emilio Salgado Néstor de ocultar los fraudes de cara a la renovación de la dirigencia local que se encuentra en ciernes y que deberá concretarse entre el 14 y 15 de diciembre de éste mismo año. Donde por cierto impulsa a un profesor muy cercano a su liderazgo que además pinta de ser su carta fuerte en la contienda político-laboral Alejandro Ariza Alonso, quién precisamente, fue el encargado de reunir poco a poco a los afectados del fraude de Residencial San Andrés, y de azuzar a los docentes a firmar las pólizas faltantes en los archivos de dicho proyecto. Po lo que se puede intuir que de ser cierto, será el mismo Ariza Alonso el encargado de cubrir las espaldas del actual dirigente en su paso por los manejos de los fideicomisos magisteriales.

Dejar respuesta