Se deslinda Héctor Domínguez de ex tesorera, dejó de trabajar el 31 de diciembre

0
90

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Descartó enfrentar problemas ante el OFS con el compromiso de realizar el relevo.

Norma Sánchez Tepetla dejó de laborar como tesorera en el Ayuntamiento de Chiautempan desde el 31 de diciembre, luego de presentar su renuncia para resolver su situación legal, ante la denuncia penal que enfrenta por su desempeño en el trienio del ex alcalde panista, Adolfo Escobar Jardínez.

Tras su detención el miércoles por policías de investigación de la PGJE, el presidente municipal de Santa Ana, Héctor Domínguez Rugerio, ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer que supo de su situación en noviembre pasado, así que optaron por terminar su relación laboral al cierre del ejercicio fiscal 2017.

Mientras nombró a Omar Pérez Vargas como encargado temporal de las finanzas municipales, hasta que se analice su desempeño y sea nombrado oficialmente, o bien, se designe a otra persona.

Exhibió el documento donde se le notificó sobre el cambio al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) del Congreso del Estado, ya que se tenía el compromiso de subsanar las observaciones hechas al Ayuntamiento por la estancia laboral de Norma Sánchez, al presentar una denuncia penal por el uso indebido de atribuciones y funciones cuando fungió como tesorera en la capital.

Explicó que la comuna entregó sin problema el tercer trimestre pero falta el cuarto, para lo cual se encargará el nuevo encargado con su equipo de trabajo, de ahí que descartó problemas para su administración ya que tenían todo previsto para culminar en los mejores términos.

“El Ayuntamiento empieza a saber a principios de noviembre, entonces cuando fue su contratación (1 de julio) estaba bien, nada impedía ocupar ese cargo, yo no sabía del antecedente, ya nos los hicieron saber en noviembre pero ya estaba en funciones”, expresó.

“Disciplinada” fue como calificó Héctor Domínguez a Norma Sánchez, quien mostró conocimiento en la materia y siempre lo mantenía al tanto sobre los manejos financieros.

La ahora ex tesorera ingresó al anexo femenil del Centro de Reinserción Social de Apizaco, donde se definirá su situación jurídica ante un Juez de Control, por el presunto delito de daño al erario y por la compra del terreno donde se edificó el Polideportivo.

Dejar respuesta