Repunta confianza ciudadana en la CEDH de Tlaxcala

0
48

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Condena asesinato de su homólogo de Baja California Sur y él no se siente inseguro en desarrollar su labor aquí.

Entre 35 y 40 visitas de asesoría recibe en promedio al mes la Comisión Estatal de Derechos Humanos, tanto en sus oficinas centrales en la capital, como en sus diferentes visitadurías ubicadas en los municipios, lo que implica que la institución mantiene la confianza ciudadana.

Al respecto en entrevista, el ombudsman, Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, calculó que en un 300 por ciento ha aumentado el número de servicios de la CEDH en favor de la ciudadanía, pero en muchos de los casos de quejas siempre se privilegia la conciliación entre las partes.

De hecho, anunció que en próximos días se emitirá la primera recomendación de todo el año 2017, aunque se reservó más detalles de la instancia o servidores públicos involucrados, pues el documento está en análisis para ser afinado.

“La sociedad está confiando más en la Comisión y ser acercan mucho porque el personal de la CEDH los atiende de inmediato. De junio para atrás no se había emitido ninguna recomendación, estamos por emitir la primera de este año, solo es cuestión de análisis porque una recomendación es el punto final de alguna queja”, expuso.

En otro orden de ideas, Del Prado Pineda condenó el asesinato a balazos de su homólogo de Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho, el pasado 20 de noviembre, pues “fue un acto pleno de cobardía” que tiene que ser esclarecido y a eso están obligadas las autoridades de esa entidad federativa.

En contraparte, manifestó que él no se siente inseguro en su papel de ombudsman en Tlaxcala, pues tiene toda la confianza de salir solo a hacer sus compras, a hacer ejercicio o caminar por las calles.

“Los defensores de derechos humanos somos esas personas que debemos intervenir e interceder por la dignidad de las personas, en el caso de Tlaxcala no me siento inseguro, salgo a hacer ejercicio, a hacer mi despensa (…)”, concluyó.

Dejar respuesta