Poeta se trae el premio José Emilio Pacheco a la UDLAP

0
55

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Erick Josué Ibarra Monterroso, estudiante de Literatura de la UDLAP ganó el primer premio de la categoría de poesía “José Emilio Pacheco” en el Premio Nacional al Estudiante Universitario.

El trabajo con el que obtuvo el primer lugar fue “Colorín, colorado”.

El Premio Nacional al Estudiante Universitario fue para la Universidad de las Américas Puebla, el ganador de este año dentro de la categoría Poesía “José Emilio Pacheco” fue el estudiante, de la Licenciatura en Literatura, Erick Josué Ibarra Monterroso, gracias a su texto “Colorín, colorado”.

El Premio Nacional al Estudiante Universitario es una convocatoria que organiza la Universidad Veracruzana desde hace 15 años. Al inicio era una distinción cerrada a los estudiantes de dicha casa de estudios, cuatro años después la convocatoria se abrió al ámbito nacional. Al premio lo integran tres categorías: Relato “Sergio Pitol”, Ensayo “Carlos Fuentes” y Poesía “José Emilio Pacheco”, y premian a los tres primeros lugares de cada una, con apoyos económicos, así como con la publicación de sus trabajos en la revista de la Universidad Veracruzana “La Palabra y el Hombre”, publicación de gran calidad y renombre con más de 50 años de trayectoria. Además, este año, los ganadores tuvieron la oportunidad de compartir sus creaciones en la Feria Internacional del Libro Universitario realizada en la ciudad de Xalapa, Veracruz.

El poeta de la UDLAP se hizo merecedor del primer premio en la categoría Poesía “José Emilio Pacheco”, gracias a un texto que escribió dentro de un taller que tomó como parte de su formación en su alma máter, donde “la idea central es tomar obras, bueno partes de obras o textos que de alguna manera hablen sobre lo novohispano, sobre nuestras raíces y tradiciones, en Colorín, colorado, se mezclan palabras de un artículo, un cartel y un festival de música novohispana, donde la repetición, es al mismo tiempo la tradición de una sociedad colonial, que se piensa como la copia de otra sociedad mayor, redactado con un aire de humor”.

“Nunca había escrito poesía antes. Yo era alguien que estaba interesado en la prosa, en la narrativa, en el ensayo, pero en la poesía no, por ese lado fue una parte muy graciosa, pues fue algo sorpresivo, no lo esperaba, soy un novato; sin embargo, fue algo muy lindo y gratificante, porque sentimos el aprecio e interés hacia nuestro trabajo”. Finalizó el estudiante UDLAP que está a unos meses de concluir su preparación universitaria y que tiene el propósito de seguir escribiendo, pues “no fue algo difícil, fue algo que me divirtió mucho, me la pasé bien haciéndolo. Lo que conocemos hoy por poesía puede ser algo muy abierto, hay muchas posibilidades, mucha exploración. Creo que tengo mucho que leer antes de seguir escribiendo y es lo que estoy intentando, pues me gustó descubrirlo”, comentó Ibarra Monterroso.

 

Dejar respuesta