Padece aún comunidad LGBTI Bullying y discriminación

0
73

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: Carlos Seoane

En Tlaxcala, de acuerdo con un estudio sobre Atención a Personas LGBTI en México presentado este miércoles.

Un estudio sobre Atención a Personas LGBTI en México, arrojó en el caso de Tlaxcala que las personas con una preferencia sexual diferente todavía sufre Bullying escolar, discriminación médica, exclusión laboral y evidencia que la tlaxcalteca es una sociedad conservadora que practica la doble moral.

Esas fueron las conclusiones que se establecen en el Informe del Estado de Tlaxcala sobre Atención a Personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, presentado este miércoles por las organizaciones civiles Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (DDESER) y Fundación Arcoíris, en coordinación con la Facultad de Trabajo Social, Sociología y Sicología de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), el cual también revela que las instituciones y poderes públicos en teoría dicen respetar los derechos de las minorías, pero en los hechos hacen poco para garantizar igualdad de justicia.

María del Rosario Texis Zúñiga, directora de DDESER,  Edith Salazar Degante, coordinadora del Doctorado en Ciencias Sociales de la UAT,  y Roberto Pérez Baeza, representante de Arcoíris, hicieron la presentación del documento que fue elaborado en fechas recientes mediante el levantamiento de encuestas en instituciones educativas públicas y privadas, principalmente, lo que a su vez permitió detectar personas LGBTI en ámbitos laborales y educativos medio superior.

Con apoyo de la Fundación UAT, dijeron que los datos presentados son confiables en torno a la situación que viven los tlaxcaltecas de ese sector y pueden servir para la toma de decisiones en cuanto a políticas públicas.

El estudio nacional tomó en cuenta a los estados de Hidalgo, Michoacán, Querétaro, Guanajuato y Zacatecas, entre otros. Por Tlaxcala, en el diagnóstico participaron 39 personas transexuales, 32 bisexuales, 29 homosexuales y dos heterosexuales pero con otra orientación sexual, con un promedio de edad entre 18 y 29 años.

Sus testimonios permitieron conocer que en las escuelas los jóvenes sufren bullying homofóbico por sus compañeros derivado de su orientación sexual. En el sector salud, siguen siendo discriminados y por el temor a esa actitud por parte de los servidores públicos, cuando van al médico ya tienen un diagnóstico de enfermedad avanzada.

En el ámbito laboral, se ven obligados al ocultamiento de su preferencia para no ser rechazados, pero por sí mismos se excluyen de actividades grupales. En lo educativo, también se evidencia falta de campañas de respeto, inclusión y tolerancia.

Por si fuera poco, en el Estado de Tlaxcala el Código Civil todavía presenta muchas lagunas para reconocer los derechos del sector LGBTI, además de que permea una doble moral de los tlaxcaltecas en un tema que pareciera ya no ser tabú pero que se percibe todavía una gran animadversión.

A los presentadores del diagnóstico los acompañaron el presidente de la Fundación UAT, René Elizalde Salazar, así como el director de la Facultad de Trabajo Social, Sociología y Sicología, Mario Galán Díaz.

Dejar respuesta