Medición de Derechos Humanos, factor importante para combatir la pobreza y desigualdad

0
82

Comunicatedigitalc.om

Foto: ESPECIAL

México es un país donde cada día hay un mayor número de profesionistas, pero estos cada vez ganan menos: Dr. Miguel Reyes.

En México, las políticas sociales no resuelven la pobreza, solo la contienen. La disminución efectiva y eficiente de ésta viene hilada con garantizar la salud, la seguridad social, vivienda, todo esto para un mejor nivel de bienestar social.

Publicidad

El Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana Puebla presentó su informe 2017, el cual busca señalar los resultados en análisis e incidencia de la pobreza y desigualdad en países de América Latina.

Después de agradecer el interés de los presentes, incluyendo al senador Manuel Bartlett Díaz, el rector de la Universidad Fernando Fernández Font, SJ, hizo hincapié en el papel que tienen las universidades y los alumnos para enfrentar el tema de la pobreza e injusticia social que prevalece en México.

Asimismo, el Dr. Fernández Font afirmó que la inteligencia académica no busca mejorar las posturas sociales, sino descubrir cuáles son las grandes fracturas de la sociedad, dónde está el manejo ideológico, para que desde la crítica, podamos formar un país menos injusto.

“No estamos solos, este observatorio está vinculado con la AUSJAL. Todo con el fin de tener una visión más profunda, científica y objetiva, ya que las comparaciones son una fuente de conocimiento para objetivar y saber quiénes somos”, destacó el Dr. Fernando Fernández.

El Rector de la IBERO Puebla señaló que además de adquirir los conocimientos, es imprescindible que los alumnos sean conscientes de la problemática, ya que con la sensibilidad ante estas realidades y las herramientas teóricas, podrán cumplir y satisfacer estos sueños e intereses. “Aspiramos a que los alumnos no pierdan esta óptica y no caigan en el sistema”.

Para concluir, el sacerdote jesuita manifestó que la Universidad tiene una voz pública, puede hablar por aquellos a los que el sistema no les deja hablar, aunque para ello debemos conocer la verdad y a partir de ahí proponer un análisis que sumen a mejorar la situación. “Requerimos saber dónde estamos, cuál es la realidad y seguir adelante en este esfuerzo tan importante”.

Por otra parte, el Dr. Miguel Santiago Reyes Hernández, director del Observatorio de Salarios de la IBERO Puebla, argumentó que México sigue siendo un país desigual y pobre, donde la riqueza se concentra en no más de 500 empresas.

El también coordinador de la Red de Pobreza de AUSJAL, aseguró que el Método de Bienestar Socioeconómico que han desarrollado para estas mediciones, tiene como objetivo informar sobre los mercados laborales, la desigualdad, así como analizar la pobreza desde una perspectiva conjunta de Derechos Humanos y necesidades.

El enfoque desde los Derechos Humanos permite una visión más amplia. Los derechos económicos, sociales y culturales, deben tener la misma importancia. “Es necesario enlazar las insuficiencias sociales con los derechos, el Artículo 123 de la Constitución Mexicana expone esta vinculación, pero en la práctica no es así”, argumentó el Dr. Reyes Hernández.

Las implicaciones de que lo anterior no se cumpla trae problemáticas fuertes. “México es una de las regiones más desiguales del mundo. Aunque el salario mínimo debe ser igual que la línea de pobreza, en el país es cinco veces menor”.

Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la educación. Hoy en día, más del 50% de la población cumple con lo que antes era la educación básica, se esperaría que, con más educación, ellos tuvieran mejores salarios, pero esto no sucede. La migración y el crimen organizado, son consecuencias de este problema.

Algunas de las soluciones que propone el Coordinador de la Red de Pobreza de AUSJAL, es que los sindicatos deben de defender los derechos de los trabajadores, y no los intereses mínimos. A su vez, la distribución de nuestros recursos debe ser más justa y equitativa. “Mejorando los salarios mínimos, la pobreza cae más de la mitad, con esto se modificarían los niveles de vida”.

El 73% de los trabajadores no alcanzan el salario mínimo constitucional, aunado a esto, la mayor parte de estos trabajadores están en los sectores que no tienen seguridad social implicando una pobreza multidimensional.

Finalmente, el Dr. José Arturo Cerón puntualizó que el trabajo que desarrolla el Observatorio de la IBERO Puebla marca un precedente que puede reforzar el tipo de políticas sociales que deben aplicarse en México, ya que a la fecha los programas emprendidos solo resultan un paliativo económico y no soluciones verdaderas para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.

Dejar respuesta