Lo que la grúa se llevo

0
199

Comunicatedigital.com / Braulio Paisano

Foto: ESPECIAL

Tras la denuncia pública realizada por la repetidora local de TV Azteca en Puebla, respecto al almacenaje y resguardo de vehículos y combustible recuperados mediante operativos de seguridad, realizados por distintas corporaciones, como Policías Municipales, Policía Estatal, Policía Federal, Gendarmería, Ejército Mexicano, Policías Ministeriales Estatal y Federal y Seguridad Física de PEMEX, en las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) delegación Puebla, la sub agencia se vio obligada a realizar la movilización a corralones particulares de todo lo que se almacenaba en su patio trasero.

Según la fuente informativa, denuncias de los vecinos, escuelas e instituciones públicas que rodean las instalaciones de la delegación de la PGR acusaron la pertinencia de un fuerte olor a combustible, además de el sobre cupo de unidades cargadas y vacías, almacenadas de manera indiscriminada sin las precauciones pertinentes, convertía el recinto en una latente bomba de tiempo.

Hace unos pocos días se realizó el vaciado del patio trasero de la delegación Puebla de la PGR, todos lo almacenado se movilizó a corralones concesionados, espacios que son dedicados para el resguardo de lo puesto a disposición de los ministerios públicos federales, a la fecha, la delegación no hecho pública la información del inventario de todo lo que se movilizó, ni el destino que tuvo todo lo reservado. Al momento se sospecha de la desaparición de una decena de vehículos, que no fueron ingresados para resguardo en corralones del estado o particulares y que nadie sabe de su paradero.

Es claro que dependencias públicas como es el caso, trabajan bajo distintas figuras con entidades particulares para de alguna manera intentar dar abasto a la sobredemanda de aseguramiento de “evidencia” sujeta a observación o peritajes, pero, ¿Qué más hay detrás de esas relaciones?

Lo que la grua se llevo 2Pues bien, todo lo anterior dio pie a que la PGR-Puebla, realizara convenio de arriendo de corralones particulares, que brindan su servicio de resguardo de evidencia, convenios que no se oficializaron ni se sometieron a convocatoria, solo de contratos verbales lo sustentan, lo que da pauta a sospechas de malos manejos.

Resulta que, en todo el estado de Puebla, únicamente dos o tres empresas lograron participar de los aseguramientos de evidencia “Gruas ANNAVI” de la cual se dice que el fiscal Pablo Alejandro Ramos Cervantes es socio de dicho corralón, y ofrece su servicio de corralón, que se encuentra al sur oriente de la capital poblana, entre la avenida 125 oriente y la calle 4 sur, donde desde hace casi dos años ya se han realizados depósitos de vehículos, contenedores y combustible recuperados en operativos, lo que suma millonarios procesos.

Una de menor importancia, pero de igual participación es la empresa denominada “GRUAS Juanito” propiedad de una persona de apellido Rentería, ligado fuertemente a las huestes de la PGR, o lo que es lo mismo, el propietario se desempeña como agente ministerial de la propia PGR.

Y por último se encuentra el corralón y servicio de “Grúas Transforce” que en menos de un par de meses se ha adjudicado para resguardo más del 90% del total del material de evidencia que se encontraba en el traspatio de la PGR-Puebla; la investigación realizada por su servidor, arrojó que éste corralón, podría pertenecer a ex trabajadores de Grúas ANNAVI y al jefe de fiscales, encargado general de las mesas de tramites de la PGR-Puebla, Lic. Pablo Alejandro Ramos Cervantes, lo llamativo de éste caso es que, en el lugar, que se encuentra ubicado al pie de la carretera que va a Santa Cruz Alpuyeca, comunidad perteneciente al municipio de Amozoc de Mota, y el camino al relleno sanitario de Chiltepeque, no logró justificar los respectivos permisos de usos de suelo, la respectiva licencia del ayuntamiento y de protección civil, ni tampoco la documentación fiscal, documentos que se requieren para que cualquiera, ya sean persona físicas o morales puedan otorgar y/o prestar bienes o servicios.

Lo que la grua se llevo 3Es bien sabido que en todos los corralones se hace mención de los costos tan elevados fuera de un tabulador y apegados a beneficios particulares con su debido al diezmo. Requerido por el fiscal Pablo Alejandro Ramos Cervantes y parte de los ministerios públicos a su cargo dejando entre ver la mejora rápida y excesiva en la economía y vienes de dicho jefe de fiscales, lo asombroso es que en ninguno de los corralones concesionados existen permisos para el cobro de piso extendido por la S.C.T.

Cabe señalar que estas empresas, operan al margen de la regulación, no son supervisadas ni mucho menos observadas por las autoridades competentes, lo que provoca que el riesgo que vivían los vecinos de la delegación de la PGR-Puebla, únicamente haya cambiado de domicilio y trasladado a en lugares que no son funcionales para tal objetivo, de hecho los vecinos de los mismo corralones acusan que el olor a combustible es muy fuerte y constante, sobre todo en las noches, donde al parecer, los contendores y unidades que almacenan material combustible robado, son ordeñados y prácticamente vaciados.

A decir de los vecinos, el trasiego del material se realiza para que cuando sean revisados por los fiscales federales, solo se vea lo que se tiene que ver, es decir, que, si un vehículo es asegurado al cien por ciento de su capacidad, al final es presentado con apenas un 10 o 15% del total de lo decomisado. Ladrón que roba a ladrón…

Y no es todo, los mismos vecinos aseguran que es común ver como camionetas vacías ingresan como si nada y luego salen con piezas mecánicas, llantas, o partes de colisión, como fascias, calaveras o faros, lo que despierta la sospecha de que aquí también se realiza el “rapiñeo” de auto partes, como baterías, puertas, cofres etc.

Pese a todo lo señalado, en ninguno de los espacios de resguardo existe una número telefónico para que la ciudadanía pueda manifestar su inconformidad, o quejarse de los excesivos cobros que realizan los corralones, de los cuales son víctimas y sobre todo las condiciones en las que reciben sus vehículos.

Para finalizar, fuentes consultadas al interior del ayuntamiento de Puebla Capital, aseguraron desconocer si en los primeros tres meses de 2017, la comuna habría extendido los respectivos permisos correspondientes para la instalación, apertura y puesta en funcionamiento corralón en el predio ubicado muy cerca del conjunto de vivienda popular “Galaxia La Calera”.

Dejar respuesta