IBERO Puebla promueve exportaciones con mercado justo y el emprendedurismo asertivo

0
54

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Durante el 2015 el INEGI reportó que el 95.3% de las empresas en México son microempresas, 3.4% pequeñas, 0.9% medianas y solo el 0.4% grandes organizaciones.

Actualmente existen más de 4 millones de empresas en todo el país, esto representa una oportunidad para los emprendedores de ofrecer sus productos y servicios en México y el resto del mundo.

En el marco del Simposio de Negocios, la Universidad Iberoamericana Puebla llevo a cabo las conferencias, ¿Cómo construir emprendedurismo a través de da toma de decisiones asertivas? A cargo del Mtro. Árnol Escoto Cervantes e Imaginar para construir exportaciones con comercio justo impartida por el Ing. Luis Martínez Villanueva.

Durante la primera conferencia, Mtro. Árnol Escoto Cervantes, describió su experiencia como empleado en distintas empresas, lo que estas significaron en su vida, el esfuerzo invertido a costa de su tiempo para convivir en el ámbito familiar y personal respecto a sus hobbies.

Actualmente, Árnol Escoto trabaja en la empresa mexicana Microsip, como director de la planta Puebla. Y sobre ésta explicó que ha crecido a lo largo del país gracias a las franquicias que se han establecido en 15 ciudades, espacios que han alcanzado ayudar a empresas de distintos giros, como zoológicos, refaccionarias, abarroteras, cafeteras, etc.

De igual manera, Escoto Cervantes declaró que la empresa Microsip se dedica a ofrecer soluciones, para que otras empresas sean más productivas y rentables, a través de softwares y consultorías, o bien por medio de sistemas administrativos que se implementan en conjunto con las organizaciones para que puedan mejorar su productividad.

Por último, el Mtro. Árnol Escoto mencionó que sus principales objetivos en el desarrollo de esta organización fueron ayudar a las personas y recibir ganancias mediante esa ecuación, aunque tiempo después decidió dejar la ganancia en segundo plano y centrar su pasión y esfuerzo en ayudar a otras empresas a desarrollarse de manera eficiente.

En lo que respecta a la segunda charla, los estudiantes del Departamento de Negocios platicaron con Ing. Luis Martínez Villanueva, asesor técnico de la Unión de Comunidades Indígenas de la región del Istmo de R.I. profesional que compartió con los estudiantes el conocimiento que ha adquirido a lo largo de los 23 años que lleva trabajando en el fortalecimiento de la identidad cultural de los productores.

El Ing. Martínez Villanueva comentó que la Unión de Pueblos Indígenas comenzó a trabajar formalmente en 1982, con apoyo de la Diócesis de Tehuantepec. Dedicándose a la parte productiva, la asistencia técnica, tecnología y el mercado de café, en donde los principales retos fueron los bajos precios del café, la falta de una infraestructura carretera, transporte, escuelas y servicios de salud.

Asimismo, el especialista en comercio justo destacó que la organización ha logrado visibilizar el trabajo de hombres y mujeres, crear proyectos que atienden situaciones de pobreza a través de un sistema de salud alternativo con medicina tradicional y una cooperativa de auto-transporte.

Además resaltó la importancia de comprender que antes el comercio justo era conocido como mercado alternativo, pero que ahora se sabe que es un mercado con reglas claras, un sello distintivo y de calidad.

En adición, Luis Martínez, destacó que al comprar un café en Starbucks no se ayuda a terminar con la pobreza, puesto que es una cooperación para que la empresa tenga ganancias, ya que ésta utiliza un intermediario para la compra del café mexicano, el cual es vendido a 35 pesos el kilogramo y que ellos revenden en casi 200 pesos.

Finalmente, el experto declaró que se debe convertir el mercado mexicano para evitar prácticas como esta, en la que el productor es empobrecido en lugar de recibir el dinero justo por su esfuerzo. Razón por la cual la Unión vende café molido y orgánico, lo que ha representado un crecimiento del 20% en mercado local y ahora exportar a Suiza y Japón.

 

Dejar respuesta