Grave la menor atropellada por una patrulla de Calpulalpan

0
57

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

El uniformado que conducía la unidad oficial está detenido y podría ser vinculado a proceso.

Este lunes, la Secretaría de Salud (SESA) en Tlaxcala, confirmó el arribo de dos menores al Hospital General del municipio de Calpulalpan, una de ellas grave y la segunda policontundida pero estable, esto luego de que una patrulla las arrolló cuando avanzaba a exceso de velocidad.

Publicidad

Datos recabados indican que al rededor de las 17:30 horas una unidad de seguridad pública que circulaba a exceso de velocidad sobre la calle Guillermo Valle de esa demarcación, fue sobre esa vialidad que las menores de edad resultaron atropelladas, mismas que fueron trasladadas por una ambulancia de la empresa Aseprocem al citado nosocomio.

Mientras en el lugar de los hechos, pobladores enardecidos les intentaron dar un escarmiento mediante golpes y jaloneos a los efectivos de seguridad, sin embargo dicha acción fue impedida por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), quienes aseguraron al conductor y con ello evitaron una situación mayor.

Empero, trascendió que un integrante del Cabildo de Calpulalpan protegería a los policías, entre ellos al conductor a fin de que no fueran detenidos, por lo que los quejosos demandaron la intervención del Gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, a fin de que el caso no quede impune y el probables responsable no esté libre.

Por lo que este medio día, la SESA informó que una paciente de 16 años de edad, permanece en el Hospital General dé Calpulalpan y se encuentra estable y solamente policontundida, mientras que la segunda paciente Antonia -N- de 17 años y originaria de San Marcos fue trasladada al Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT).

El reporte médico señala que la menor está grave y se reporta con múltiples contusiones hemorrágicas cerebrales; es decir con un edema cerebral grave, y es que ambas menores recibieron el impacto de la unidad 077 de seguridad pública que circulaba imprudentemente y a exceso de velocidad.

Lo anterior, luego de que otros policías intentaron retirar a una unidad colectiva que venía de la comunidad de Cuaula, Calpulalpan que supuestamente estorbaba el paso, empero, las dos menores quisieron pasar entre las calles Guillermo Valle y Nicolás Bravo; justo en ese momento, fue cuando se registró el lamentable hecho.

Una vez que elementos de la CES y de la Policía Federal (PF), intentaron retirar la unidad colectiva que tapaba el paso inicialmente y la misma patrulla de la Policía de Calpulalpan, los pobladores enardecidos lo evitaron hasta que llegara el Ministerio Público.

De paso, los vecinos molestos culparon a Neptalí Moisés Gutiérrez Juárez, el alcalde de Calpulalpan quien se autoproclamó “comandante supremo” de las fuerzas municipales, de tolerar los excesos de sus efectivos locales, entre los que se encuentra el uniformado detenido y que podría ser vinculado a proceso ya que se sabe fue radicada una Carpeta de Investigación de oficio.

Dejar respuesta