Exigen pago policías de Chiautempan

0
113

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Responsable y pacíficamente, los elementos exigen que antes de que concluya el trienio se les cubra lo que está pendiente.

Al tiempo de concentrarse en el auditorio municipal de Santa Ana en Chiautempan, varias decenas de uniformados adscritos a la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) exigieron a la autoridad saliente, les pague las prestaciones y la ultima quincena que a la fecha están pendientes.

Publicidad

En entrevista, algunos de los noventa policías saraperos refirieron que la administración de Antonio Mendoza Romero, les adeuda las primas vacacionales correspondientes a su trienio, el que sospechan se han “jineteado” y nunca entregado.

Denunciando incluso que Arturo Covarrubias el Director de Recursos Humanos, les solicitó que firmaran el documento que avala la recepción del recurso, con la promesa de que el día dos de enero del siguiente año se les pagaría.

Lo que tajantemente dijeron no aceptar, ya que la propuesta es evasiva y hasta ofensiva, ya que el primer día de enero se renueva la administración; por lo que los actuales funcionarios ya no tendrían la responsabilidad de cumplir.

Es más, dijeron que la promesa a modo de “chanchuyo” que recientemente incumplió el mismo Covarrubias, es que recibirían un uniforme de gala luego de que firmaran de “recibido” y hasta el momento nada se les ha entregado.

Dijeron estarán considerando las acciones a emprender, ya que hoy les fue presentada la propuesta condicionada, de que de les entregaría la mitad del pendiente y que el próximo viernes tendrían la otra parte, pero que deberán firmar.

Lo que obviamente los inconformó, llegando al grado de amagar con llevar a cabo un paro en ese sensible rubro de no haber un planteamiento serio y concreto, ya que se presume el garantizar de seguridad a la ciudadanía no es importante.

Por otro lado, se tuvo conocimiento que a raíz del proceso de entrega-recepción han salido a flote algunos faltantes, siendo el más delicado la presunta desaparición de armas que estaban en comodato, de lo que Gonzalo Caricio el director saliente pretendería desentenderse.

Dejar respuesta