Estalla crisis al interior de la UAT, docentes claman intervención al gobierno estatal

0
161

Comunicatedigital.com / Alfredo González

Foto: ESPECIAL

Acoso y discriminación, además de mafia orticista, tienen contra la pared a plantilla docente y administrativa.

A través de una carta dirigida al gobernador del estado, la  comunidad de mujeres académicas e investigadoras de la Universidad Autónoma de Tlaxcala denunciaron que al Interior de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, priva una severa crisis financiera y moral, donde los excesos, desfalcos, discriminación, acoso y hasta abuso sexual se han vuelto prácticas recurrentes

En el escrito, hecho público por las mismas académicas se detalla que desde hace 10 años ha venido sufriendo cada vez más un deterioro de su nivel académico, profesional y económico que ha impactado negativamente en el ambiente de respeto, tranquilidad y humanitario que la caracterizo por varias décadas.

La Guerra de los clanes 

Puntualizaron que en el pasado  existía un equilibrio entre las distintas fuerzas políticas (haciendo alusión a los clanes Ortíz y los Vázquez Galicia) donde la rectoría y las direcciones de facultades o departamentos se alternaban en un clima de tranquilidad y de acuerdos cupulares.

Oaxaca y compañía

Asimismo, relataron que desde la llegada de Serafín Ortiz al frente de la UAT, la hegemonía orticista rompió el equilibrio y esquisto a  hermanos, primos, cuñados, amantes, amigos y miembros del Partido Alianza Ciudadana, aseguraron, por lo que  la situación financiera, política, administrativa, educativa y de investigación científica se ha venido por los suelos.

Funcionarios que Ortiz Ortiz  impuso, presuntamente  incluso a pesar de la oposición de su hermano y ex rector Héctor Israel, rompieron el equilibrio restante al interior de la institución y se desata ron por la excesiva  prepotencia, autoritarismo, inequidad, misoginia y falta de ética, acusaron. Señalando incluso que los  recursos que la UATx  recibe de los gobiernos federal y estatal se emplearon en fines particulares y electorales ajenos a la educación, además de la construcción de residencias en el estado y en otras entidades del país, pago de viajes al extranjero, financiamiento del PAC, sueldos exorbitantes a los funcionarios serfainistas más cercanos.

Las consecuencias del saqueó

Por lo anterior, dijeron que la  UATx sufre una severa crisis financiera provocada por un descarado  despojo permanente de sus recursos económicos, por lo que aseguraron se ha convertido en una Universidad particular “Universidad Ortizista de Tlaxcala… con un control férreo de los miles de trabajadores que ahí laboramos, ambiente de miedo y represión permanente, inseguridad, acoso sexual a las mujeres en todos los departamentos, falta de los materiales y equipos básicos para desarrollar las actividades fundamentales” lamentaron .

“En la nómina los serafinistas cobran de 30 a 70 mil mensuales más bonos que van de 10 a 30 mil pesos según se comporten en las campañas políticas, en el control de los alumnos”, recriminaron.

Impunidad y acoso sexual

Por si fuera poco, los denunciantes señalaron que han  existido numerosas demandas por presunta violación y acoso sexual del también ex legislador y  sus allegados, “pero los órganos de gobierno de la UATx amenazan, chantajean y presionan para que nos desistamos de llevarlos a juicio”, sentenciaron.

“Hay casos bien documentados de lo anterior, uno de los más conocidos fue el de una compañera doctora de la facultad de agrobiología que perdió a su esposo, también catedrático de la Universidad, quien al entrevistarse con Serafín para que su hija ocupara la plaza vacante puso como condición que le sirviera de amante por un tiempo”, revelaron.

Un cochupo más 

Señalaron que los  certificaciones de las licenciaturas son un gran negocio, detallando que empresas ligadas al clan Ortiz son las que las realizan cobrando de 300 mil a 400 mil pesos ocultando las deficiencias materiales, la falta de seguridad laboral de los trabajadores.

Asimismo, acusaron que a los auditores destinados a digas certificaciones  son corrompidos para favorecerlos con supuestos moches de  hasta un millón de pesos por cada auditoria.

“Del presupuesto que se le da a la UATX por lo menos el 50%, cerca de 300 millones, no se aplican en la institución. Se han empleado para la compra y el equipamiento del Hospital Humanitas, de las instalaciones de la Universidad Popular de Tlaxcala, de los Colegios Españoles, de numerosas casas particulares, terrenos, etc”.

Refieren que: desde hace dos meses, y con el pretexto de que los gobiernos federal y estatal no han entregado los recursos económicos, se han dado de baja ilegalmente a 550 trabajadores de honorarios y están en proceso de rescindir a más de 100 académicos con grados de maestría, doctorado y con niveles en el SNI I y II”.

Operación política 

Por otro lado dijeron, se han contratado a 110 jóvenes preparatorianos y estudiantes de licenciatura (sobre todo de derecho y ciencias políticas) que tienen supuestos sueldos de 5 a 10 mil pesos mensuales, y que están realizando campaña política por Serafín Ortiz y otros miembros del PAC.

Maestros sin sueldo

Puntualizaron además que la retención de cheques por salarios devengados desde hace dos meses está afectando a 85 académicos e investigadores, mismos se expidieron pero no se entregaron. Donde abundaron que aquellos que no comulgan con el PAC ni con los intereses personales de la familia Ortiz son los primeros que han sufrido esta ilegalidad anticonstitucional.

Además de que decenas  de trabajadores no cuentan con su afiliación al Seguro Social (IMSS) porque la UATx se quiere ahorrar esta obligación constitucional para usar el dinero para fines personales de los funcionarios.

Por lo anterior, los quejosos hicieron una petición al gobierno estatal para que intervenga en la problemática que inclusive raya en conductas delictivas:

“Sr. Gobernador le solicitamos su intervención para que se detenga y ponga fin a la mafia que controla la Universidad. Se realice una auditoría externa y profesional de los recursos comprometiéndose a dar a conocer los resultados. Se abra una investigación por enriquecimiento inexplicable de todos los funcionarios universitarios empezando por el rector. Se abra un área jurídica apoyada por el gobierno estatal donde podamos levantar denuncias contra funcionarios que nos han acosado sexualmente, que nos han retenido nuestros cheques y que reprimen cualquier participación violando los derechos humanos más elementales.

Sabemos que usted ha empezado a actuar, prueba de ello es la retención de los autobuses de la Universidad por la omisión del pago del impuesto de nómina, estamos seguras que llegará al fondo del asunto mediante una limpia necesaria de la mafia orticista”

“Estamos orgullosos de su actuar y le decimos que cuenta con el apoyo de la mayoría de los universitarios”

 

Dejar respuesta