Ejidatarios de Santa Rita Tlahuapan toman la iniciativa para atraer turismo

0
102

Comunicatedigital.com / Martín Gutiérrez

Foto: Carlos Seoane

Se han organizado para proteger las 3 mil 500 hectáreas de bosque donde en esta temporada se transforma en Santuario de Luciérnagas.

Marcelino Ventura Castillo, presidente del comisariado ejidal de Santa Rita Tlahuapan y Javier Flores Nava, impulsor del Santuario de la Luciérnaga en Nanacamilpa, Tlaxcala, han unido esfuerzos para organizar a los 390 ejidatarios de la zona colindante al bosque de Río Frío para proteger el área de la depredación del hombre y favorecer, en esta temporada el Santuario de la Luciérnaga.

Publicidad

Invitados por la gerencia en Puebla de la Comisión Nacional Forestal un pool de medios de comunicación locales y nacionales recorrió esta zona boscosa que hoy los ejidatarios cuidan con celo y en una labor callada pero efectiva están dotando de infraestructura de servicios para atraer turismo como fuente de ingresos para la comunidad.

En principio, los ejidatarios han recurrido a instituciones como la CONAFOR para obtener  fondos concursables que permitan dotar al ejido de infraestructura ecoturística. Además están capacitando a sus jóvenes como guías de turistas y guardianes de la flora y fauna de la región.

Ejidatarios de Santa Rita Tlahuapan 2Marcelino Ventura, afirma que en este bosque existen todavía ejemplares de venados cola blanca, coyotes, gato montés y conejo gazapo. Al tiempo de cuidar estas especies de cazadores furtivos, están alentando actividades productivas como son los criaderos de trucha.

Otro proyecto es constituir la UMA que garantice el equilibrio de flora y fauna de la zona, crear más sitios de producción de trucha y estimular la infraestructura como servicios de sanitarios, cabañas rústicas, y servicios de alimentación para el turista.

Santuario de la Luciérnaga

Desde hace 2 años en San Rita Tlahuapan, Puebla se fomenta el turismo con el Santuario de la Luciérnaga cuya presencia se da únicamente durante la llamada etapa del “cortejo” que se registra en los meses de junio, julio y la primera mitad de agosto. Para ello se promueven visitas guiadas todos los días para observar este fenómeno natural entre las 8 y 9 de la noche, explicó Javier Flores Nava, impulsor de este proyecto que en Tlaxcala lleva más de 5 años y en Puebla inició hace un año.

Dejar respuesta