Educación, proceso humanizante no solo al interior de las aulas

0
30

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

Pendiente a la realidad social que se vive dentro del estado, la IBERO Puebla se encuentra en un constante esfuerzo de generar propuestas certeras a los procesos de educación y aprendizaje, siempre teniendo en cuenta el contexto al que se dirige.

Con la intención de trabajar bajo el lema de la Campaña Universitaria 2017, crear puentes en tiempos de muros, la IBERO Puebla a través de la Coordinación de las Maestrías en Educación, atendió la solicitud presentada por las autoridades del Centro de Reinserción Social de Puebla (CERESO), para apoyar y capacitar a internos en su proceso de desarrollo educativo.

Publicidad

Este esfuerzo conjunto entre la Universidad Iberoamericana Puebla y el CERESO inició con la conferencia Educación como Proceso Humanizante, impartida el Dr. José Guadalupe Sánchez Aviña, coordinador de los posgrados en la materia.

La conferencia tuvo como propósito intercambiar experiencias, desde una perspectiva fiel a la filosofía humanista de la IBERO Puebla, con diversas personas que se encuentran privadas de su libertad pero que desean, por medio del aprendizaje, encontrar un camino para su trabajo de reinserción.

Congruente a su compromiso social y a su misión de contagiar una actitud humanista tanto dentro su comunidad como en su entorno, esta plática tuvo la asistencia de 40 personas las cuales forman parte del equipo que desarrolla la fundamental tarea de asesorar a los reclusos al interior de este Centro Penitenciario de Puebla, y cuya labor se centra en acompañar a otros internos en su intento de continuar con su proceso educativo.

Además de los asesores educativos, a esta capacitación con el Dr. Sánchez Aviña también asistieron custodios y personal administrativo del área pedagógica del CERESO. La actividad fue coorganizada por la Coordinación de las Maestrías en Educación de la IBERO Puebla y el Área pedagógica del CERESO.

Es importante destacar que esta charla representa un primer paso para la colaboración en materia didáctica, así como la mejor manera de cultivar la humanidad a partir de la educación, tal como lo ha desarrollado la filosofía educativa jesuita por más de 450 años.

Dejar respuesta