#Columna: Reconstrucción

0
106

Juan Carlos Lastiri / Comunicatedigital.com 

Han sido días muy difíciles para todos y nuestra memoria no podrá olvidar los eventos recientes que han dejado dolor e incertidumbre a muchos de nuestros hermanos mexicanos.

Sin embargo, en estos momentos, hemos demostrado la fortaleza que tenemos como pueblo y estamos conscientes de que, como dice la sabiduría popular, es necesario al mal paso darle prisa.

Así, una vez que se han realizado las acciones para estabilizar a la población afectada y con el avance en los censos de daños, estamos en el momento de iniciar la etapa de reconstrucción.

Publicidad

Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, es el municipio donde inicia la entrega de apoyos a quienes tuvieron afectaciones parciales o totales en sus viviendas a causa del sismo del pasado 7 de septiembre. Los apoyos que se entregarán a los damnificados se darán a través de monederos electrónicos donde, para cada daño se entregará cierta cantidad de dinero.

En el caso de daño parcial, se recibirá una tarjeta bancaria por 15 mil pesos para usarlos en la reparación (materiales, mano de obra o autoempleo), y en el caso de aquellas viviendas que tuvieron daños mayores, eventualmente se hará un depósito adicional. Si se trata de daño total, el apoyo será de 120 mil pesos por vivienda en cuatro ministraciones: octubre, noviembre, diciembre y enero.

En estos casos se entregarán dos tarjetas, una exclusivamente para adquisición de materiales y otra para cubrir otros gastos de reparación; en total, serán 90 mil pesos para materiales y 30 mil para cubrir otros gastos como mano de obra. Se sabe que no todas las personas estarán de acuerdo en recibir esta cantidad por lo que, hay la posibilidad de que en caso de requerirse un monto adicional, se pondrá a disposición de los damnificados un crédito muy accesible, a tasas preferenciales muy bajas.

También se ha convenido, con casas proveedoras de materiales de construcción, un descuento que en promedio será del 20 por ciento para adquirir un paquete básico de cemento, varilla y otros productos, que son necesarios para la construcción. Por su parte, los comercios afectados serán apoyados con 10 mil pesos para la reposición de sus inventarios y además, tendrán la posibilidad de acceder a créditos de acuerdo con sus propias necesidades; los negocios más grandes podrán contar con el apoyo del Instituto Nacional del Emprendedor.

En el caso de las escuelas, la Secretaría de Educación Pública se encargará de la reconstrucción de todos los planteles censados con afectaciones parciales o totales y, en tanto esto sucede, los niños de estas escuelas serán reubicados en otros planteles, y en caso de no haberlos, se le pedirá a la autoridad municipal que pueda habilitar temporalmente algún espacio donde los niños puedan recibir su educación.

La Secretaría de Salud se encargará de reconstruir todos los centros de salud censados, mientras que la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia, evaluará los daños registrados en más de mil 500 templos y edificios, para reconstruir el patrimonio cultural dañado.

Es necesario mencionar que, en respaldo a las familias damnificadas el sector privado se ha sumado a estas tareas al mostrar su buena disposición para acompañarnos en la tarea de reconstrucción por lo que, han constituido un fideicomiso que se llama “Fuerza México”, que concentra gran parte de los apoyos que ha otorgado el sector privado.

Ya lo mencionaba al principio, este despertar de los acontecimientos recientes no es fácil para nadie en nuestra sociedad; sin embargo no dejo de reconocer el papel que siguen jugando todos los actores para recobrar, en la medida en que esto sea posible, la vida de los pueblos que quedaron devastados. Juntos Sociedad y Gobierno estamos demostrando que México está de pie y que en cada etapa de este proceso, nuestra unidad ha demostrado la gran fortaleza del pueblo mexicano ante la adversidad.

https://twitter.com/JuanCLastiri?lang=es

Dejar respuesta