Columna Un Mejor Destino… Innovaciones en Riego Tecnificado en Presas de la Mixteca Poblana

0
227
Mes de la Igualdad

*Alberto Jiménez Merino / Comunicatedigital.com

Innovaciones en Riego Tecnificado en Presas de la Mixteca Poblana

En Puebla, cuatro presas ubicadas en la mixteca almacenan 28 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales 14 millones están concesionados a usuarios, si embargo, esto alcanzarían para regar 2 mil 300 hectáreas en beneficio de más de mil familias de esta región de migrantes. Este año esas presas están al tope, llenas, por lo que derramaron una buena cantidad de agua por el vertedor.

Construidas, entre 1980 y 1990, las presas Boqueroncitos, en Tehuitzingo; Peña Colorada, en Acatlán, Huachinantla y Jolalpan; y Los Carros, en Cayehuacán en el Estado de Morelos y que aporta un tercio de sus aguas a productores de Chietla; son la base de importantes polos de desarrollo potencial en la región aún cuando se está desaprovechado.

En Peña Colorada, en la región de Acatlán, se había proyectado regar 800 hectáreas de las cuales solo se han registrado a la fecha 147. Por su parte, en Boqueroncitos se programó para regar 500 hectáreas y solo se han logrado 97.  En ambos casos, el 90 por ciento de lo regado fue maíz, exactamente como era antes de tener el agua.

Mucho de lo sucedido tiene que ver con que el plan productivo y organizativo no formaban parte del proyecto de construcción de la infraestructura y, aunque la emoción de tener agua siempre ha superado a la razón de tenerla, en muchos casos no se trabaja en la organización de productores ni tampoco en el proyecto de qué producir para obtener el máximo provecho.

Los programas de fomento así como las políticas establecidas por los gobiernos, en sus tres órdenes, tienen una fuerte tendencia a menospreciar apoyos para servicios técnicos de organización, capacitación y asesoría técnica, pero también, las necesidades de los productores son tan grandes que han privilegiado las solicitudes de apoyos materiales, semillas, fertilizantes, máquinas, animales y consumibles; incluso, ha olvidando la infraestructura de almacenamiento, la agroindustria, el crédito y la promoción de mercados por obtener apoyos de corto plazo.

Y menciono lo anterior porque los proyectos originales de las presas consideraron una obra de toma para sacar el agua que es conducida por canales, principales y secundarios, pero con el paso del tiempo, los canales se destruyeron y azolvaron aumentando considerablemente el desperdicio del agua.

Esto, aunado a la falta de organización de los productores para regar, no ha permitido que se conjunten áreas y se conformen volúmenes de producto para acceder a los mercados demandantes. Estamos hablando de productores que cuentan con menos de 2.5 hectáreas, que siembran cultivos diversos y que riegan en diferentes momentos, además de que no cuentan con un plan preestablecido pero sí con grandes motivos de discordia.

Abrir la compuerta y conducir el agua por el canal principal significa esperar mucho tiempo para que llegue a la parcela y al terminar de regar no siempre se cierra la toma a tiempo y eso provoca mucho desperdicio; por eso, y después de platicar con los directivos y hacer las demostraciones necesarias con la participación de los usuarios, hoy estamos impulsando el Proyecto Sifoneo, Entubamiento y Tecnificación del Riego en Presas de la Mixteca Poblana.

Este proyecto consiste en instalar sifones en las cortinas de las presas que son tubos que sacan el agua por gravedad del vaso y se conectan a un tubo para llevar el agua a la cabecera de las parcelas. Con el agua entubada se aprovecha la presión y se ayudará a tecnificar el riego mediante un cañón, aspersión o goteo.

Solo por entubar el agua se obtienen ahorros que permitirían regar 3 mil 400 hectárea en lugar de las 2 mil 300 proyectadas, pero ya tecnificando el riego, esta cifra podría ascender a más de 6 mil hectáreas con ventajas adicionales como la facilidad de regar o aprovechar parcelas que están en una franja de 50 metros más arriba del canal actual, incorporándolas a riego.

Para que todo esto no sea solo una ilusión o un buen propósito de año nuevo, se han empezado a instalar las primeras 26 hectáreas de este proyecto en la Presa Boqueroncitos, en el municipio de Tehuitzingo, con una participación conjunta entre la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), el Gobierno del Estado de Puebla, el Ayuntamiento del municipio y los usuarios apoyados por FIRA/Banco de México.

Con ello, se plantea lograr una meta de 50 hectáreas en cada una de las cuatro presas para el año  2018 y además de que se proyecta desarrollar todo el proyecto, el cual tiene un costo de 240 millones de pesos, durante los próximos 6 años.

Para lograr este proyecto nos hemos reunido con SAGARPA, FIRA, Financiera Nacional de Desarrollo e INIFAP, pero  también con empresas comercializadoras para tener agricultura por contrato. Además, se está buscando un desarrollo agrícola de hortalizas y frutas así como un desarrollo acuícola en los vasos de las presas mediante jaulas flotantes.

Lo bueno cuenta y queremos que siga contando.

*Director de la Comisión Nacional del Agua en Puebla.

Tw: https://twitter.com/@jimenezmerinomx

Fb: Alberto Jimenez Merino

Instagram: ajimenezmerino

http://www.ciatmexico.org

Dejar respuesta