#Columna: Seguimos avanzando

0
52

Juan Carlos Lastiri / Comunicatedigital.com 

México está de pie y seguimos en el proceso de reconstrucción de nuestro país.

Ni la naturaleza ni el entorno global han estado de nuestro lado pero, pese a las adversidades y a un entorno poco favorable,  hay que decirlo fuerte, México crece. Esta condición es de suma importancia ya que revela que podemos tener un entorno seguro y favorable para apoyar la recuperación de lo que hemos perdido.

Puedo decir que en este sexenio hemos tenido un crecimiento balanceado, resistente y cuyos beneficios llegan a un número mayor de mexicanos. No hace mucho estábamos en medio de una crisis global y posteriormente enfrentábamos el descenso de los precios de nuestro principal activo económico, el petróleo; sin embargo esta coyuntura muestra signos de una recuperación y estabilización además de que el débil crecimiento global comienza a repuntar.

Publicidad

Así, nuestra economía acumula 30 trimestres consecutivos de crecimiento positivo y en la última década ha logrado crecer 22 por ciento. Si consideramos el punto más bajo después de la crisis de 2008, hoy la economía es 29 por ciento más grande mientras que la expectativa de crecimiento al cierre de 2017 es hoy más de 30 por ciento superior a lo que lo era a principios de año.

Lo que debemos de considerar de estas cifras positivas es que este crecimiento tiene fundamentos sanos porque descansa en un vigoroso mercado interno que se refleja en un consumo privado y ventas al menudeo que crecen, apoyadas en más empleo, mejores salarios y un acceso a crédito en condiciones competitivas. Estas últimas condiciones son el sustento de que nuestra economía sigue avanzando y hoy, puede ser el sustento de un soporte para retornar a la normalidad los mercados afectados por los eventos recientes.

Hoy tenemos más empleos y con ello más familias con cobertura de nuestro sistema de seguridad social; en los últimos cinco años, se han creado 3 millones de empleos es decir, casi la mitad de los empleos creados en el siglo se han generado en estos últimos 5 años. Estos empleos se ubican en sectores de mayor productividad, son cada vez más las mujeres que se incorporan al mercado laboral y en todos los casos han implicado un crecimiento en los salarios promedio. Nuestro crecimiento económico es balanceado porque son muchas las fuentes que lo alimentan.

Al sólido desempeño del mercado interno se suma la recuperación de la demanda externa; en los primeros ocho meses de 2017, el monto de las exportaciones creció un 10.1 por ciento anual. Hay varios elementos que acreditan la confianza en México por mencionar, se han materializado importantes montos de Inversión Extranjera Directa y al amparo de las Reformas, se han comprometido ya sumas históricas; las calificadoras de nuestra deuda se preservan altas y su perspectiva ahora es más estable.

Además de tener bases sanas y de ser balanceado, nuestro crecimiento económico ha generado mejores condiciones y espacios de inclusión ya que, partiendo de reconocer que un solo mexicano en pobreza extrema es inaceptable, hoy son 2.2 millones menos que al principio de la administración. Hemos aprovechado este entorno para que en cada paquete económico de esta administración se tenga como eje la sensibilidad social y es algo que hoy reforzamos en la propuesta de paquete económico enviada al legislativo para su aprobación.

Sensibilidad social, buscamos que los mexicanos encuentren en el Presupuesto de Egresos de la Federación, espacios y programas que garanticen el pleno ejercicio de sus derechos sociales, teniendo la certeza de que el gobierno estará ahí para acompañarlos. A pesar de lo que vivimos se han mantenido en sus términos los Programas Sociales prioritarios; no habrá un solo beneficiario de padrón que se vea afectado; se está vinculando el presupuesto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU; estamos incorporando un Anexo Transversal que permita dar seguimiento al Sistema Nacional Anticorrupción; estamos fortaleciendo los programas de seguridad nacional y pública; se mantiene el financiamiento de los proyectos estratégicos de infraestructura y seguimos impulsando alianzas con el sector privado para detonar inversión.

Seguimos avanzando, tenemos las condiciones económicas y sociales para hacerlo, los hechos relatados así lo señalan además, el paquete económico para 2018 seguirá generando incentivos en lo social y en el impulso a las medidas necesarias para seguir impulsando el mercado interno que es, lo que requerimos para activar las zonas afectadas. Tengamos certeza de que existen condiciones para recuperar esperanza y dar certeza a todos aquellos mexicanos que fueron afectados por los desastres naturales; seguimos avanzando.

https://twitter.com/JuanCLastiri?lang=es

 

Dejar respuesta