La Fiscalía de Puebla rescató ilesos a dos amigos víctimas de secuestro

0
111

Comunicatedigital.com

Foto: ESPECIAL

En coordinación con instituciones bancarias se rastreó información.

Resultado del análisis estratégico, investigación de alto nivel y protocolos de actuación con los que opera en materia de secuestro la Fiscalía General del Estado de Puebla a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se logró rescatar de forma ilesa a dos personas privadas de su libertad en la misma casa de seguridad en el fraccionamiento Misión San José. Además, se aseguró a dos presuntos secuestradores.

El 17 de octubre del año en curso las víctimas, dos jóvenes de 20 años de edad, quienes tienen una relación de amistad, se quedaron de ver en el Parque Juárez de la ciudad capital con tres jóvenes del sexo femenino a quienes días antes conocieron en un parque, ya que acudirían a una fiesta en el domicilio de una de ellas. Se trasladaron a un inmueble donde dos hombres los amagaron y sometieron para privarlos de la libertad desde ese momento.

Horas más tarde familiares de las víctimas recibieron llamadas telefónicas de un sujeto desconocido que les solicitó que juntaran la mayor cantidad de dinero al tratarse de un secuestro.

Fue hasta el día 20 de octubre que familiares de las víctimas se presentaron a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto a denunciar los hechos citados, donde al momento de realizarse la entrevista correspondiente, se tuvo conocimiento de que la mamá de uno de los jóvenes, un día antes realizó un depósito de 2 mil pesos sin que le regresaran a su familiar.

Se asignó de forma inmediata a un asesor especializado en manejo de crisis y negociación, así como a un perito en psicología, toda vez que el secuestro se encontraba en la etapa de negociación, esto es, los familiares seguían recibiendo llamadas por parte del probable responsable.

Iniciada la Carpeta de Investigación 106/2016/FISDAI, agentes ministeriales llevaron a cabo labores de rastreo y análisis inmediato con la información con la que se contaba a efecto de establecer líneas de investigación que permitieran ubicar a las víctimas, la casa de seguridad, y la identidad de los responsables.

No obstante lo anterior, y a pesar de que ya se había realizado un depósito en una tienda de conveniencia, se realizaron dos depósitos más, cada uno por la cantidad de 2 mil pesos a fin de obtener la liberación de las víctimas sin poner en riesgo la integridad física, sin embargo, las víctimas continuaron privadas de su libertad.

Derivado de la información que hasta el momento se tenía, el agente del Ministerio Público y agentes investigadores adscritos a la FISDAI lograron establecer coordinación inmediata con las instituciones bancarias para obtener información que pudiera ayudar a identificar a quienes dispusieron del dinero depositado.

Del cúmulo de datos con el que se contaba, se logró obtener la ubicación de la casa de seguridad utilizada por los secuestradores quienes ya estaban plenamente identificados.

Se implementó un operativo táctico en el inmueble ubicado en privada Nazareth del fraccionamiento Misión San José de la ciudad de Puebla, en el que se rescató a las víctimas de forma ilesa y sin causar daños a civiles, logrando el aseguramiento de:

Roberto N. de 42 años de edad, originario y vecino de Puebla, quien se dedica al mantenimiento de casas.

María N. de 33 años de edad, originaria y vecina de Puebla, quien se dedica a labores del hogar.

Personal de la FISDAI procedió a hacer la lectura de los derechos a los detenidos, informándoles que serían puestos a disposición de la autoridad ministerial, en virtud de cometer el delito flagrante de secuestro.

Se resalta además que dentro de las acciones que la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto realiza en materia de prevención al delito, están las de impartir pláticas de prevención del delito de secuestro y extorsión, dirigidas a organismos públicos y privado, en donde se exhorta a la ciudadanía en general a que platique con los miembros de su familia para no proporcionar información a personas que no identifiquen y mucho menos interactuar con desconocidos ya que se corre un riesgo latente de ser víctima de algún delito y por lo tanto poner en riesgo la integridad física.

Dejar respuesta